miércoles, 18 de abril de 2018

Lula y Siria, cuando la bandería ciega

Publicado en LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 18 de abril de 2018



Lula y Siria, cuando la bandería ciega


Ricardo Sánchez Serra

El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva es, sin duda, un líder de la izquierda regional. Fue un gran ejemplo de persistencia y brega para lograr la presidencia y realizar las reformas y sus objetivos sociales, además de impulsar y dar cobijo a las izquierdas latinoamericanas.

Bajo su mandato el país volvió a ser la potencia regional, influyente y solidaria. Las izquierdas lo veían como el gran ejemplo para imponer el “Socialismo del Siglo XXI”, ni atávico, ni jurásico, en nuestras naciones, solo aplicado en Venezuela y Ecuador, y de boca para afuera en Bolivia y que tampoco adhirió otro gran líder, el uruguayo Pepe Mujica, verdadero paradigma de humildad y sencillez.

De pronto, el manto de la corrupción u ocultación pasiva expresado en enriquecimiento ilícito, cubre la llama inapagable de una leyenda. Dicen que hay pruebas y por ello los tribunales lo condenan. ¡Es mentira, es un complot, dicen al unísono sus acérrimos!

Inmediatamente, toda la izquierda latinoamericana se solidariza en forma incondicional con Lula. Estoy absolutamente seguro que ninguno de los dirigentes de los partidos comunistas o socialistas que lo idolatran ha examinado siquiera el resumen de lo dictaminado por los jueces brasileños.

Lo apoyan solo por razones ideológicas, a ojos cerrados, sin mediar la razón. No hay sensatez, la mente se encuentra obnubilada.




Y nos vamos al otro lado del mundo, en donde sucede un acontecimiento con silogismos similares: Siria, y que solo interesa egoístamente si empezará la III Guerra Mundial y no el sufrimiento de su pueblo.

Muchos conservadores celebran el ataque norteamericano, inglés y francés, a Siria, que la gobierna el odiado Bashar al Assad. Aseguran que utilizó armas químicas contra Duma, un pueblo cercano a Damasco, opositor a su régimen.

Igualito, por razones “prooccidentales”, a ojos cerrados, sin mediar la razón, aprueban la embestida aliada. Ninguno de sus cofrades se ha tomado la molestia de investigar si en verdad se usó tales armas vedadas. Peor aún si la denunciante ONG Cascos Blancos ha sido acusada anteriormente de fraguar videos.

Aquí todos pierden la vista. Assad apoya a los terroristas del Hezbollah que tienen atemorizado al Líbano y de ahí realizan ataques a Israel. Si no fuera por Rusia, el Estado Islámico (EI) y los opositores al régimen sirio hubieran desmembrado el territorio sirio, en parte codiciado, asimismo, por los turcos. Los occidentales les dan armas a los opositores, que a su vez se la suministran al EI.

Aquí la batalla es geopolítica, peor aún si se utiliza a Siria como “conejillo de indias” para probar armas occidentales de última generación y si  pueden traspasar los escudos antimisiles rusos.

¿Se puede creer a los norteamericanos después de las razones que dieron para ocupar Iraq o intervenir Libia? ¿O de atacar Siria sin la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU?

Nadie analiza nada. Las preferencias o ideologías confunden la mente. Todo es según el color del cristal con que se mira.

@sanchezserra



miércoles, 11 de abril de 2018

Historia no contada del partido PPK


Publicado en LA RAZÓN, el 11 de abril de 2018
http://larazon.pe/2018/04/11/historia-no-contada-del-partido-ppk/

Historia no contada del partido PPK


Ricardo Sánchez Serra

En los años 2012, 2013 y 2014 Salvador Heresi hizo un gran esfuerzo para crear un partido. Se había alejado, por decisión personal, de la agrupación de sus amores, el Partido Popular Cristiano, por una maledicencia de un envidioso y que en ese momento la lideresa Lourdes Flores Nano no supo o no pudo lidiar.
Con un grupo de amigos y leales, quienes trabajaron sudando la gota gorda, forjaron un partido, Perú +. Tenían el 80 % de las firmas y más de la mitad de los comités provinciales.



Se vio a Pedro Pablo Kuczynski como una buena opción, sin que se conozca lo que se descubrió hoy, y se acercaron ofreciéndole el partido –para que ya no esté mendigando buscando uno- y que, con su liderazgo, completarían rápidamente las firmas y los comités.

Ambos líderes, PPK y Salvador, firmaron un compromiso de que el primero apoyaría la candidatura del segundo a la Alcaldía de Lima y el segundo respaldaba la aspiración presidencial del primero.

Se logra la inscripción de Perú +, Heresi tenía la mayoría de delegados en el Consejo Ejecutivo del partido, de pronto PPK a través de un intermediario, pide tener la mayoría de ese Consejo. Luego de una rápida deliberación y con buena voluntad acceden a la petición y el grupo de Salvador se vuelve minoritario dentro del partido que ellos fundaron.

La nueva mayoría de los dirigentes de PPK, cambia de nombre a la agrupación política por Peruanos Por el Kambio (PPK), van a Indecopi y cambian el logo, comienzan a crearse comités distritales paralelos. Y, ¡sorpresa! Le piden a Heresi que no postule a la alcaldía por su partido, desechando el acuerdo de honor. “El partido PPK no puede inaugurarse con una derrota” señalaban los marketeros.



Luego la historia ya es conocida, Heresi tuvo que buscar un partido que lo cobija: Renzo Reggiardo le ofreció el suyo desinteresadamente, Perú Patria Segura. Postuló para la alcaldía de Lima, sin tener ningún apoyo de PPK, rompiendo este último el compromiso de honor. En cambio, Salvador sí apoyó a la presidencia a PPK y postuló en las elecciones para el Congreso, siendo elegido y hoy es ministro por decisión del presidente Martín Vizcarra y no porque “su” partido lo haya propuesto.

Teniendo que resolver sus propios problemas PPK, sería muy conveniente que renuncie a la presidencia del partido, y por consideración y decencia devolverle la mayoría de delegados del Comité Ejecutivo a Heresi y que este cambie el nombre al partido. ¡Sería lo más justo!

@sanchezserra




miércoles, 28 de marzo de 2018

Complot contra Moscú

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 28 de marzo de 2018

http://larazon.pe/2018/03/28/complot-contra-moscu/

Complot contra Moscú


Ricardo Sánchez Serra

A puertas del Mundial de Fútbol de Rusia, los países geopolíticamente enemigos del Kremlim se han dedicado a tratar de boicotear el certamen deportivo erosionando la imagen de Moscú.

El envenenamiento del exagente doble de inteligencia ruso Serguéi  Skripal  por el elemento tóxico Novichok, en Salisbury, fue aprovechado por la primer ministro británica Theresa May, quien acusó sin pruebas a Rusia de estar detrás del hecho, porque al expresar que era "muy probable que Rusia fuera responsable", no presentar pruebas –reitero-  y no ser contundente en su afirmación, no es serio ni creíble lo que manifiesta.

Gran Bretaña, además, violó la Convención sobre la prohibición de las armas químicas y el protocolo que señala que debe compartir muestras de la sustancia química a Rusia, cosa que no ha hecho, por lo que algo se debe estar ocultando.
Autoridades británicas habían planteado que Inglaterra no participaría en el Mundial, lo que evidencia el verdadero objetivo propagandístico de enlodar a Moscú y luego decidieron que expulsarían a diplomáticos rusos y que los dirigentes británicos y la familia real no asistirían a la capital rusa.



En “solidaridad” con Gran Bretaña ya una veintena de países occidentales va expulsando a más de 120 diplomáticos rusos, mientras que más de una centena de países creen que Londres debe mostrar pruebas de la participación rusa en el caso Skripal.

Analistas internacionales señalan que la expulsión de los diplomáticos rusos es también una represalia por la intervención rusa en Crimea y en Siria, que recién sale a relucir.

Parece que a algunas naciones les duele que el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, haya declarado que el Mundial de Rusia “será el mejor de toda la historia” y que por eso tratan de desprestigiar al país anfitrión.

¿Quién es Skripal?

Skripal fue un agente ruso que fue arrestado en el año 2004 por trabajar para los servicios secretos británicos. Fue condenado a 13 años de cárcel, pero luego fue indultado por el entonces presidente Dmitri Medvédev.

La escalada de expulsiones de diplomáticos rusos, hace recordar la “gimnasia” de expulsar a diplomáticos norteamericanos en América Latina hace algunos años.

Los diplomáticos se han convertido en “chivos expiatorios” de decisiones de protesta, una excusa, injusta por cierto, en hechos de los que no tienen responsabilidad alguna y que incluso suceden a miles de kilómetros.

Fue execrable que el canciller británico Boris Johnson compare al Mundial de Rusia 2018 con los Juegos Olímpicos de 1936 en la Alemania nazi, a raíz del caso Skripal. Moscú calificó la comparación de "absolutamente repugnante", "ofensiva" e "inadmisible".

Coincidimos con el canciller ruso Serguéi Lavrov quien calificó de propaganda contra su país las acusaciones de May. Él señaló que “no son serias, es pura propaganda y una escalada de histeria”.

@sanchezserra



miércoles, 21 de marzo de 2018

¿VIII Cumbre o I Abismo de Las Américas?

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 21 de marzo de 2018


¿VIII Cumbre o I Abismo de Las Américas?


Ricardo Sánchez Serra

Muy poco se comenta sobre la VIII Cumbre de Las Américas, que se desarrollará en Lima el próximo abril. Es que los medios siguen copados con el tema de la corrupción de Odebrecht o la vacancia presidencial.

A menos de un mes existe incertidumbre de qué gobernantes asistirán y es lógico que los países que integran el Grupo de Lima sean los primeros en venir. Son 12 naciones, de las 35 que conforman la cumbre.

Un diplomático me aseveró que en Torre Tagle aún hay muy pocas confirmaciones para la asistencia de los mandatarios al Perú. De alguna manera el anuncio del presidente Donald Trump de participar da una “ayudadita” para que otros jefes de Estado se animen.

Pero estoy firmemente convencido que la invitación y la cancelación de la invitación (no existe en el diccionario la palabra “desinvitar”) al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no es seria, ni válida. Puede que a unos les caiga fastidioso o simpático, pero marginarlo no solo a él, sino a un país, es discriminatorio y torpe.

Y ojo que las naciones que componen el Grupo de Lima dijeron solo que respetan la decisión del Perú y no señalaron que la comparten.



Es la primera vez que sucede esta penosa circunstancia y tenía que ser nuestro país que la provoque. Es un mal precedente. Qué mejor que Maduro venga a Lima y se discuta, entre presidentes, entre iguales, la situación de Venezuela.

Pero se ha tirado la puerta y peor aún se le impedirá a Maduro la entrada al país, no interesando, por ejemplo, que venga en el avión del presidente boliviano Evo Morales y junto al mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega. Es decir, se prefiere el escándalo por la necedad, intransigencia y soberbia de aprendices de diplomáticos o políticos, que incluso violan el derecho de peruanos de invitar a Maduro a la “Cumbre de los Pueblos”, que generalmente se desarrolla a la par de la Cumbre de Las Américas.

Si bien se aduce que ningún país ha mostrado preocupación a la Cancillería, leí que Ecuador públicamente mostró su disconformidad y el  mandatario boliviano envió una carta al presidente Pedro Pablo Kuczynski. Hay que tomar en cuenta que Venezuela no está sola, lidera la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) formada por trece países.

Morales envió una carta muy conceptual, respetuosa y razonable, alejada de adjetivos: El país sede de la Cumbre no tiene la potestad de decidir quiénes son miembros y quiénes pueden participar en la Cumbre “entendiendo que somos miembros bajo el principio de igualdad entre los estados” y recuerda el acuerdo entre la OEA y el Gobierno peruano, del 20 de julio del año 2017.

El evento (la Cumbre) es nacida “en el seno de una organización internacional de carácter intergubernamental y no así una iniciativa nacional propia de la República del Perú” dice el jefe de Estado de Bolivia y finaliza solicitando reconocer el derecho de Venezuela de participar en la Cumbre.

El Gobierno decidirá si quiere una VIII Cumbre o el I Abismo de Las Américas. 

@sanchezserra







El Perú necesita paz

Publicado en el diario LA RAZÓN de Lima, el 14 de marzo de 2018

http://larazon.pe/2018/03/14/el-peru-necesita-paz/


El Perú necesita paz

Ricardo Sánchez Serra

Las familias peruanas están hastiadas de la corrupción de Odebrecht y otras compañías que han llegado a las cúpulas de casi todos los partidos políticos.
Además, van cuatro meses de fuerte crisis política, con un país paralizado mayormente en inversiones y partido por una vacancia que viene y se va. La economía está destrozada por todos estos vaivenes y la única noticia buena que escuché después de mucho tiempo es que Southern Peru se adjudicó la buena pro del proyecto de cobre Michiquillay en Cajamarca, que tendrá una inversión de 2,000 millones de dólares.

La lucha cruenta y brutal por el poder ha llevado a esta crisis, ahondada por las heridas que no cerraron de las últimas elecciones. Si todo fuera razonable y legal, el presidente Pedro Pablo Kuczynski debería ser juzgado luego de terminar su periodo presidencial, porque las supuestas irregularidades que cometió fueron anteriores a su mandato.

Por eso es que si el mandatario es vacado por el Congreso en estas circunstancias, tiene expedita la vía judicial para detener la acción parlamentaria. Un poder del Estado más en el lío y con una crisis política sin terminar.

Con enviar a su casa a PPK ¿termina todo? ¿El vicepresidente Martín Vizcarra garantiza estabilidad hasta el 2021? O ¿De quién depende  la estabilidad? ¿De Fuerza Popular? ¿De Nuevo Perú? ¿Del cura Arana?

Hablando de Vizcarra, me parece injusto el abofeteo que le prodigan, porque como vicepresidente, de acuerdo a la Constitución, le corresponde reemplazar al Jefe del Estado si lo vacan. Su silencio lo toman negativamente y los rumores de traición aumentan. ¡Déjenlo tranquilo también!

Por lo que veo solo se trata de destruir. Exterminar a PPK, demoler a Vizcarra, echar abajo a Keiko, derrumbar a Kenji, a Verónica Mendoza, a Marisa Glave y a un sinfín más de peruanos y con ellos al Perú.

Así se pretende cimentar la Patria. ¡Qué lejos estamos! Lo que el Perú necesita es paz, convivencia política, construir y construir. Las lecciones de la Guerra con Chile con respecto a la división de los políticos, no han sido aprendidas y se está condenando a repetir la destrucción del país.

@sanchezserra

miércoles, 21 de febrero de 2018

Perú Sat-1, un satélite que beneficia al país

Publicado en LA RAZÓN, el 21 de febrero de 2018


FPP: http://fpp.org.pe/peru-sat-1-la-tecnologia-mas-avanzada-del-pais/
Peruinforma.com: http://www.peruinforma.com/peru-sat-1-mas-moderno-latinoamerica-ricardo-sanchez-serra/

Perú Sat-1, un satélite que beneficia al país




Ricardo Sánchez Serra

En varias oportunidades me he referido a la utilidad del satélite Perú SAT-1 para el país, sus instituciones y para todos los peruanos.

Muy valiosa es su contribución para la construcción de la nueva cartografía nacional, para la seguridad nacional y orden interno, como por ejemplo, descubrimiento de pasos ilegales a través de las fronteras, células terroristas en la selva; asimismo, proporciona evidencias contra los traficantes de tierras y la corrupción, siendo un instrumento eficaz para la policía y el Poder Judicial.

 

Contribuye a prevenir los desastres naturales, como por ejemplo monitoreando los valles y proporcionando las imágenes a las entidades de defensa civil, para que eviten males mayores al “desaguar” los bolsones que se forman por la lluvias y que pueden derivar en huaicos. Además, monitorea los volcanes, siendo una herramienta importantísima para el INGEMMET. 

Otra muestra, dos pueblos en Vítor se están deslizando hacia un río, la gente no lo nota, en varios meses se han desplazado hasta once metros. Las imágenes debidamente tratadas, mediante un software especial, fueron enviadas a la alcaldesa de la localidad para que tome las medidas correspondientes. Igualmente, mide el impacto de la minería ilegal y la deforestación en la selva.

¿Qué falta? Que las instituciones aprovechen más el satélite, que lo utilicen para sus investigaciones. Hay un mundo por descubrir. El Perú tiene en el satélite la tecnología más avanzada del país. El Perú ya está en el primer mundo de la era espacial. 

El satélite Perú SAT-1 es el más moderno y potente de Latinoamérica y por ello las agencias espaciales de la región –y fuera de ella- buscan al Perú para firmar convenios. Ya se han firmado con Corea del Sur y la Constelación de satélites franceses. Nos solicitan Kazajistán, Brasil, Argentina, Bolivia.

Son más de 100 mil imágenes del Perú y el mundo que posee la Agencia Espacial del Perú – CONIDA- para las investigaciones. Como señaló el jefe de la institución, el Gral. Carlos Caballero, hemos pasado de la escasez a la abundancia. 

Anteriormente, las instituciones peruanas compraban por razones presupuestales unas pocas imágenes. Una foto podía costar más 10 mil dólares y mientras se hacía el pedido de autorización –que en el Estado demora- y otros trámites, la imagen podía llegar un año después, perdiendo inmediatez y hasta interés.

El Perú SAT-1 es submétrico, es decir, con una visión pancromática a 0.70 m  muy precisa, y tiene una vida útil de diez años.

Los peruanos debemos estar unidos defendiendo nuestro satélite, cuya compra resultó de una política de Estado de décadas atrás. Si se objeta la adquisición por irregularidades, bien, el Poder Judicial investigará.

Otra discusión es que algunos dicen que costó caro. En el mercado internacional puedes comprar un auto Tico, Lada, Chevrolet o Mercedes Benz, hay para todos los gustos. El Perú SAT-1 es uno de los mejores.

En lo que sí no hay derecho, es que proveedores de satélites, es decir, personas interesadas critiquen la compra y siembren dudas sobre la calidad del satélite y pero aún si esas personas también perdieron el lucrativo negocio de la venta de imágenes y que resultó un ahorro significativo para el Estado peruano.