sábado, 5 de abril de 2008

Expectativa por Cuba

Publicado en el diario El Peruano de Lima-Perú, el 28 de Febrero de 2008

¿Democracia a la vista?

Expectativa por Cuba

Por Ricardo Sánchez-Serra*
Periodista
El alejamiento de Fidel Castro de la presidencia de Cuba abre una esperanza democrática para la isla.
Analistas y gobernantes se muestran escépticos de que ocurran transformaciones en el sistema político, debido a la prolongación de la dinastía Castro en el poder, pero hay que recordar que el hombre es el que cambia la sociedad y no al revés.
El viejo líder deja el poder luego de 49 años de ostentarlo, modificándose asimismo, aunque levemente, el círculo de influencia que lo rodeaba. Además, Raúl no tiene el liderazgo de Fidel. Si bien el sistema comunista continúa, se abre una fisura. El cambio puede ser lento, pero existe una luz al final del túnel. No hay dictadura que dure 100 años, ni país que lo resista.
En esta dinámica histórica se presentan los casos del mariscal Tito, que al morir, se desarticula Yugoslavia; luego de Brezhnev, Andropov y Chernenko, la Unión Soviética se desintegra con Gorbachov y Yeltsin. Cambia España con la muerte de Franco, China al fallecer Mao. Igual sucedió en Haití, con “Papa Doc”.
Son conocidas las deficiencias del régimen cubano con respecto a los derechos humanos. Amnistía Internacional en su informe de 2007 señala: “las libertades de expresión, asociación y circulación continuaron sometidas a graves restricciones. Al menos 69 presos de conciencia seguían en prisión por sus opiniones políticas. Disidentes políticos, periodistas independientes y activistas de los derechos humanos siguieron siendo objeto de hostigamiento, intimidación y reclusión, en algunos casos sin cargos ni juicio”.
La Iglesia tampoco está exenta de problemas. Resultó providencial la visita del Cardenal Tarciso Bertone, Secretario de Estado del Vaticano, que exteriorizó el deseo de la Iglesia de poder “ampliar sin límites” su labor en Cuba, en el campo de la educación y otros “para contribuir con tesón al bien común”, añadiendo “que la penuria de los medios o las insuficientes infraestructuras, así como otras delicadas situaciones sean para ustedes, más que una contrariedad, una oportunidad privilegiada para vigorizar la confianza en Dios".
Bertone, entregó a los obispos cubanos un mensaje del Papa Benedicto XVI en el que les pide no desfallecer ante las dificultades.
En anterior alocución el Pontífice había expresado que el mundo debe ser cambiado en comunión con Dios y que la auténtica democracia funciona cuando hay justicia social y que debe tener instituciones apropiadas, creíbles y autorizadas.
Esperemos que el cambio en la dirigencia cubana esté impregnado con las palabras del Papa.