martes, 3 de noviembre de 2009

Argelia, de independencia sangrienta a Estado moderno

Publicado en el diario La Razón, de Lima-Perú, el 3 de Noviembre de 2009


El Látigo del Rufus


Ricardo Sánchez-Serra (*)

Casi cinco décadas han transcurrido desde que Argelia recobrara su independencia el 5 de julio de 1962, tras 130 años de colonización y ocho de una cruenta guerra que se inició el 1 de noviembre de 1954, cuando el Frente de Liberación Nacional inició la lucha contra el colonialismo francés, que costó la vida a más de un millón de personas, dos millones de internados en campos de concentración y 500.000 refugiados en diferentes países.
Constituyeron hitos importantes de la resistencia la acción de precursores como el Emir Abdelkader en 1830, y posteriormente El Mokrani en 1881. En esa fecha se dirigió una solicitud al Senado contra la imposición del servicio militar obligatorio, y fueron importantes los discursos de Mohamed Ben Rahal (1856-1928), que el historiador Mahfoud Kaddache describe como “el más brillante de los musulmanes de su generación” sobre el futuro de Argelia y la civilización musulmana, que marcaron el surgimiento de un movimiento nacional.

En general, los historiadores sitúan en abril de 1911 las primeras tentativas de politización de las reivindicaciones del pueblo argelino en demanda de elecciones municipales, reformas administrativas, y legalidad ante los impuestos, entre otros.

El largo proceso seguido por el pueblo argelino en pos de su independencia lo han convertido en un referente importante para los movimientos de liberación nacional del mundo, y significa un aporte inestimable en el proceso de descolonización y en la evolución positiva de la doctrina de las Naciones Unidas sobre el principio de la autodeterminación de los pueblos.

Desde su independencia, Argelia ha realizado reformas políticas y económicas de trascendental importancia. Actualmente, es probablemente uno de los países más dinámicos del mundo árabe en defensa de la democracia, la legalización del multipartidismo y los derechos civiles.

En el ámbito internacional, se ha convertido en mediador de complejas disputas internacionales, sobre todo en África y en la región de Medio Oriente. Igualmente, ha impulsado de manera permanente la integración a través de la Liga de Países Arabes, y fue uno de los propulsores de la creación de la Unión del Magreb Arabe con la finalidad de promover la cooperación política y económica.

Ubicada al norte de África, con un territorio que abarca un área de 2’381.741 Km2, Argelia es el país más grande del Magreb y el décimo en el mundo. Tiene una población de 34 millones de habitantes, compuesta en su mayoría por jóvenes menores de 20 años. Durante estos últimos años Argelia ha logrado mantener un ritmo de crecimiento económico sostenido, reducir la tasa de desempleo y dominar la inflación manteniéndola en niveles bajos.

La apertura económica iniciada el 2001 ha permitido que tenga una escolaridad completa gratuita y obligatoria con 7 millones de escolares y universidades en todas las regiones del país. Programas de salud altamente eficientes y que abarcan vastos sectores de la sociedad. Un PBI por habitante de US$4000, una tasa de crecimiento entre el 5 y 6% anual desde entonces, y un crecimiento de reservas internacionales que ascienden a 140 mil millones de dólares. Entre sus principales socios comerciales figuran: Estados Unidos, Italia, España, Francia, China, Alemania, Brasil, y el Perú.

(*) Periodista. Miembro de la Asociación de Prensa Extranjera

Email: sanchez-serra9416@hotmail.com
Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/