miércoles, 11 de noviembre de 2009

EEUU es el primer inversionista internacional en nuestro país

Publicado en el diario La Razón, de Lima-Perú, el 11 de Noviembre de 2009


El Látigo del Rufus


EEUU es el primer inversionista internacional en nuestro país


Ricardo Sánchez- Serra (*)


Las relaciones peruano- norteamericanas pasan por el mejor momento de su historia. Estados Unidos es el primer inversionista del Perú, el principal socio comercial, el mayor contribuyente de cooperación no reembolsable y el segundo “exportador” de turistas al Perú.
La cúspide de la relación llegó luego de la aprobación del Tratado de Libre Comercio entre ambas naciones, que ocupó durante muchos meses la agenda, que ahora está abocada en la cooperación bilateral en temas relacionados con lucha contra el narcotráfico, seguridad, salud, educación, cultura y medio ambiente; estando pendiente el vital asunto migratorio.

Es absolutamente falsa la información que las relaciones de cooperación hayan decaído. Según fuentes de Torre Tagle, el propio embajador norteamericano Michael McKinley, en su discurso en la VI Conferencia Anual del Consejo de las Américas, desmintió dicha aseveración. Más bien es lo contrario.

La “cooperación ha aumentado. En el año 2009 supera los 150 millones de dólares. Ello sin contar los 35 millones de dólares adicionales del MCC Threshold Program (contra la corrupción) para el período 2008-2011. Se acaba de firmar en Arequipa un nuevo compromiso de OPIC, léase The Overseas Private Investment Corporation o Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero, ascendente a 125 millones de dólares, al proyecto micro finanzas del BID con cinco organizaciones peruanas beneficiadas”, dijo el embajador McKinley.

La Corporación para la Inversión Privada en el Extranjero (OPIC) es una agencia independiente del gobierno norteamericano, cuya misión es facilitar la participación de capitales privados de Estados Unidos en el desarrollo económico de nuevos mercados emergentes.

McKinley agregó que los programas de cooperación muestran incrementos sustanciales en áreas como el medio ambiente, que ha conducido, por ejemplo, a la certificación internacional de 600 mil hectáreas de bosque amazónico. Se suscribió un Acuerdo de Canje de deuda por Conservación del Ambiente por un monto de 25 millones de dólares, comprometiéndose el Perú a invertir ese monto en la conservación de bosques tropicales durante los próximos siete años, convirtiéndose en el único país que ha sido beneficiado por segunda vez bajo la Ley de Conservación de Bosques Tropicales de los Estados Unidos.

Los incrementos a los programas incluyen también a la salud, a la educación, el desarrollo alternativo, a los intercambios culturales y a la actividad del Cuerpo de Paz.

Objetivos comunes
Los rumores se debieron a que el Perú mantenía una fuerte relación de amistad con el presidente George Bush y ante la ascensión del demócrata Barack Obama se creyó que la situación iba a cambiar. Además, Obama había criticado los TLC, pero no con el del Perú. Cabe mencionar, que su aprobación en el Congreso, se debió a la mayoría demócrata. Los líderes de ambas naciones subrayaron que las relaciones seguirán siendo fluidas.

Es que tenemos objetivos similares y compartimos valores comunes, como la democracia, la estabilidad, los derechos humanos y la visión occidental de la vida, como el cristianismo y la libertad. Integramos diversos tratados bilaterales y multilaterales que tienen por objeto promover el libre comercio y el desarrollo.

En su exposición, el embajador McKinley puntualizó que “en la Cumbre de Trinidad y Tobago el presidente Barack Obama y el presidente Alan García coincidieron no sólo en una aproximación hemisférica a la crisis financiera mundial, sino en una agenda sobre prosperidad humana, seguridad energética y sostenibilidad ambiental.

Juntos podemos crear una base más amplia de prosperidad inclusiva y descentralizada, para generar nuevos mercados y capacidades, mayor crecimiento para los pueblos como prueba fehaciente de que la democracia es relevante y capaz de dar respuesta a las demandas de sus ciudadanos: desarrollo humano, derecho a la educación, a la salud, a una adecuada nutrición, derecho a vivir en paz, con seguridad y sin violencia”.

Aliados
En el aspecto geopolítico hay que ser claros, estamos unidos en contra de la expansión de los países que patrocinan el socialismo del siglo XXI y cuya imposición viola los asuntos internos de los Estados. Rechazamos la intrusión iraní –apoyo al terrorismo y proliferación nuclear- facilitada por Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador. Propugnamos la estabilidad y la seguridad hemisférica. La iniciativa del presidente Alan García sobre un acuerdo de no agresión –ante la carrera armamentista y la desconfianza entre los países- es visto con simpatía por Washington.

El Perú es un país no ideologizado en su política exterior y que no permite la creación de una OEA sin Estados Unidos, como tampoco que la UNASUR se convierta en un instrumento contra Estados Unidos. Además, apoyó a Colombia en su deseo soberano de firmar un tratado de cooperación militar con los norteamericanos.

Como señalaba un ex canciller “el Perú no es un factor de perturbación o de disociación en ningún ámbito de América Latina y el Caribe”. Aunque sin mencionarlo, Lima apoya el resurgimiento del Area de Libre Comercio para las Américas.

Somos un país amigo y Estados Unidos lo sabe. Ante los inoportunos e inamistosos “juegos de guerra” de Chile, Washington presionó -a instancias del Perú- a Santiago para que cambie los argumentos e invite a Lima como observador. Chile cedió y hasta lo admitió públicamente.

Inversión y cooperación
De otro lado, la inversión estadounidense (US$16,000 millones en activos) en el Perú genera 130,000 empleos directos de los cuales el 95% son peruanos y los empleos creados por las exportaciones peruanas a Estados Unidos llegan a un millón en el año 2008, y que aumentarán radicalmente gracias al TLC, que como dice el embajador McKinley en su disertación ante el Consejo de las Américas, ha permitido el superávit en la balanza comercial peruana y ha contribuido a aminorar los efectos de la crisis financiera mundial.

Ha sido vital el apoyo norteamericano a nuestras micro, pequeñas y medianas empresas, elevando sustancialmente su competitividad. “Ello ha contribuido a generar trescientos millones de dólares en ventas y ochenta mil nuevos puestos de trabajo. En Arequipa, por ejemplo, se ha quintuplicado el número de empresas registradas y se ha elevado en 450 por ciento el número de licencias. Sólo en Ayacucho, este año, trescientas hilanderas textiles han logrado acceder al mercado global. El impacto dinamizador del TLC contribuye al desarrollo sostenible”, dijo McKinley.

Finalmente, el embajador norteamericano resaltó la cooperación en la preservación del invalorable patrimonio cultural peruano. “Este año estamos destinando ochocientos mil dólares para la conservación de la Ciudad de Caral, recientemente consagrada por la UNESCO como Patrimonio Universal de la Humanidad, así como fondos adicionales para la preservación de artefactos de la Fortaleza de Kuélap y de patrimonio cultural en Ayacucho”.

(*) Periodista. Miembro de la Asociación de Prensa Extranjera

Email: sanchez-serra9416@hotmail.com / Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com

4 comentarios:

RODRIGO dijo...

una consulta... eres periodista de farandula o escritor de ciencia ficcion??? atentamente.
RODRIGO

uninvited-guest dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mauricio dijo...

Por que siempre tienen que hablar de chile en todos sus comentarios, noticias, titulares? sera porque es la unica forma de hacerse conocido, de tener vitrina al mundo. de salir en los medios de comunicacion?siempre que quieren levantar los indices de los gobiernos aparece chile. si no es peru es bolivia. con chile tienen el voto asegurado. NO impongan un regimen del terror al pueblo hermano del peru, a la gente humilde es facil lavarle el cerebro con tonteras.

Juan Enrique Egaña G. dijo...

Sr. Sánchez, junto con saludarle, me permito hacer un comentario sobre su columna de hoy miercoles 18 de noviembre en el diaro la razón. Considerando que en su caso se trata de una opinión, hace uso de la libertad de expresión para comentar la situación de Chile y Perú, más alla de reconocer ese derecho, me llama la atención que un profesional, como es su caso, y que cuenta con una serie de premios y reconocimientos, haga entre otras afirmaciones que "Chile se prepara para una guerra “blitzkrieg” o que en la Haya vivirá su Waterloo (hace la analogía entre Inglaterra y Chile supongo, en ese caso usted ya conoce el resultado). Como periodista que es, supongo que tiene fuentes de información para afirmarlo y en ese caso sería bueno decirlo, de otro modo su calidad profesional se pone en entredicho. Al igual que usted, tengo la fortuna de haber recibido una buena educación y por lo mismo tengo una obligación social de ser responsable en mis palabras y comentarios, no soy un ignorante que me hago eco de los dichos de cualquier persona que tenga ocultas intenciones. Yo soy de los que cree y trabaja por la paz, y por ende rechazo, de ser efectivo, el espionaje chileno, como también las palabras del señor Humala o Donaire, ojalá que lo que le digo le permita dimensionar su responsabilidad en la construcción o destrucción de la paz. Atentamente. Juan Egaña. Lic. en Historia, Mag. en Estudios Internacionales, Profesor universitario. www.conflictologos.blogspot.com