domingo, 20 de febrero de 2011

A propósito de los Wikileaks: tenemos unos políticos que dan pena



Publicado en el diario La Razón, de Lima-Perú, el 21 de febrero de 2011
El Látigo del Rufus

A propósito de los Wikileaks: tenemos unos políticos que dan pena

Por Ricardo Sánchez-Serra*
Resulta francamente penoso que candidatos y políticos peruanos desfilen a la Embajada de Estados Unidos para confesarse sobre sus problemas, den supuestas lecciones de cómo debe conducirse un país, critiquen a sus opositores, y hasta pidan ayuda para derrotar a sus contrincantes y muchos lo hacen con la esperanza de que les llegue un billetito para su campaña sea oficial o a través de una ONG, les ligue un viajecito y con la creencia de que al recibir su bendición o el visto bueno de EE.UU. van a poder gobernar el país.
Los adjetivos para esos políticos de “lacayos”, “rastreros” les caen de perilla, aunque mejor sería calificarlos de “vende patrias”. Luego de que nos estamos enterando de lo que van a conversar con los diplomáticos norteamericanos, esa podredumbre de políticos no merece gobernar el país, ni estar de parlamentarios, ni tener una función pública. ¡Qué vergüenza tener esa clase de políticos que por un sanguchito, un trago o una hamburguesa se vendan de la manera más deplorable!
Pero muy pocos se salvan, ahora serán los wikileaks gringos, mañana podrán salir los wikileaks rusos, chinos, venezolanos, chilenos, españoles. Y también tendremos sorpresas. Ningún político va a poder tirar la primera piedra. Todos son unos lengua largas por un plato de lentejas.
Que vayan los exportadores, los comerciantes, bueno, pasa. Total ellos quieren abrir sus mercados, venderles más, es su “business”. Pero nada tienen que hacer los políticos y hasta estoy seguro que también han desfilado ciertos periodistas y analistas, cometiendo el mismo pecado, pero ¿se difundirán sus wikileaks? ¡Corren las apuestas!
Que estos wikileaks les sirvan de lección para políticos, periodistas, para todos. Los problemas deben ventilarse en casa, sin influencia extranjera. Es una vergüenza, vuelvo a repetir, que vayan como viejas chismosas a contarles sus penas, a diplomáticos extranjeros, quienes, ellos, felices, reciben información que transmiten a sus gobiernos, justificando sus sueldos.

*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera.
Email: sanchez-serra9416@hotmail.com
Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com/