jueves, 10 de marzo de 2011

“Juguemos en El Bosque….”






PUBLICADO EN EL DIARIO LA RAZÓN, DE LIMA-PERU, EL 10 DE MARZO DE 2011

EL LATIGO DEL RUFUS

“Juguemos en El Bosque….”


Ricardo Sánchez-Serra(*)


Los asociados del Club El Bosque esperan que la Municipalidad Metropolitana de Lima les haga justicia con respecto al funcionamiento de su sede de Surco, que comprada en el año 2006, se ve entrampada por los intereses de las inmobiliarias, que quieren construir ahí más de 320 departamentos que tugurizarían la
zona.

Se ha vertido mentira tras mentira para evitar que el Club cristalice su sede. El terreno fue comprado cuando tenía la clasificación de Zona de Reglamentación Especial y no de residencial baja, como se pretende confundir a la gente. Con tozudez ciertos funcionarios de la Municipalidad de Surco (MS) variaron maliciosamente la zonificación para que el Club se vaya, pero la Municipalidad Metropolitana de Lima la devolvió con probidad en diciembre del 2009.

Se imaginan que uno vaya a tramitar su licencia y le digan “no les vamos a dar”, más bien “aquí hay estas inmobiliarias para que les vendan su propiedad”. Es más, en las últimas elecciones en el Club aparecían por primera vez ingentes avisos en televisión o en radio y esos candidatos tenían intención de vender la sede, que tanto esfuerzo costó. ¿Quién les pagó esos avisos tan caros? ¡Ah, por supuesto, también hay Felipillos entre los socios, muy poquitos que quieren vender la sede, pero los hay!

Para darse una idea, en el año 2006 el local costó alrededor de 6 millones de dólares. Hoy cuesta más de 26 millones de dólares. ¿Cuánto sería la comisión? Sin palabras, sin palabras…

Algunos vecinos de la zona (por los lotes 6 y 7 de la Av. Circunvalación Golf Los Incas) se oponen al funcionamiento del Club, que tiene estudios de impacto ambiental y vial. Pero extrañamente aprueban edificios en la zona, sin los referidos estudios. ¿Es que quieren más viviendas para que falte el agua y el tráfico sea un caos?

Ya el Club se comprometió a mantener todas las áreas verdes y construir sólo en el 10% del área, con la promesa de cumplir con el aforo que la autoridad señale. También se respetará que no haya contaminación sonora, ya que no habrá fiestas en dicha sede. Se darán todas las seguridades del caso para cumplir con la normativa.

Como se sabe, la sede Surco del Club no tiene aún los parámetros y menos la licencia de funcionamiento, está cerrada y no funciona. Para que se vea la animadversión o los intereses creados, la MS configurando un evidente abuso de autoridad, la “clausuró”, hizo su escándalo, envió sus serenos y sus perros y puso su letrero de “clausurado, sin acta ni resolución registrada. ¿Es que al alcalde no le importa que lo enjuicien por ese delito?

Lo que hay es una evidente discriminación contra el Club. En la zona hay otro club, colegios, negocios, y sin embargo a El Bosque se le pretende presionar para que venda. Es más, la MS acaba de decretar la Ordenanza Nº 383-MSS que prohíbe academias deportivas, clubes, entre otros, en ciertas arterias (en la que está la sede Surco de El Bosque), es decir, no sólo dictando normas con nombre propio, sino más grave aún violando la jurisdicción de la Municipalidad de Lima.

No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista, dice el refrán. Pero ya es hora que las personas decentes digan ¡BASTA! y se haga justicia con una institución con 47 años de existencia que siempre se ha caracterizado por el cumplimiento y respeto a las normas, el mantenimiento y mejora del medio ambiente y que ha sido discriminada y perjudicada. Y a los calumniadores les caerá la ley.

*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera.
Email: sanchez-serra9416@hotmail.com