martes, 29 de marzo de 2011

Las mentiras e intromisión marroquíes (II)

Denuncian en Colombia interferencia de Marruecos


Bogotá, 24/03/2011 (SPS).- Ante un homenaje a la República Árabe Saharaui Democrática el gobierno de Marruecos interfiere y amenaza con romper relaciones con Colombia, denunció este martes el representante a la Cámara del Polo Democrático Alternativo, Germán Navas Talero -organizador del evento-.

"A última hora el presidente del Senado de la República de Colombia, Armando Benedetti, canceló el préstamo del salón para el evento previsto ayer, martes, por la tarde con el pueblo Saharaui, bajo el argumento de que si éste se realizaba, Marruecos rompería relaciones con nuestro país", denunció Navas Talero quien se mostró bastante molesto con la intromisión marroquí y defendió su argumento ante la urgente liberación de la RASD.

Pero antes de eso, una carta había de molestar aún más al parlamentario Navas Talero, al encontrarse, luego de su viaje a la RASD, con una vehemente comunicación en la cual el embajador marroquí pedía -palabras más, palabras menos-, acallar y contener cualquier acción en pro de la causa del Sahara Occidental.

La actitud desafiante del gobierno marroquí al tratar primero de acallarlo y posteriormente hacer hasta lo imposible para evitar la realización del acto en conmemoración de la independencia de la República Saharaui, molestó profundamente al parlamentario Navas Talero, quien manifestó que "nunca en Colombia habían tratado de callarlo, como para que ahora viniera un extraño a tratar de hacerlo".

"Pese a la presión marroquí, el acto se llevará a cabo esta tarde (ayer) a partir de las 4:00 en el recinto de la Comisión Primera de la Cámara, luego de la cancelación del salón Luís Guillermo Vélez", afirmó Navas.

El acto de conmemoración es un gesto de gratitud, cortesía y reconocimiento a la autodeterminación de la República Saharaui, la cual festejó, a finales del mes de febrero, su aniversario 35 de independencia. El representante Navas Talero, invitado a las fiestas patrias organizó el homenaje en Colombia.

La RASD padece actualmente uno de los más graves problemas relativos a los derechos humanos. Allí se encuentra el denominado "muro de la infamia", construcción de más de 2.500 metros de largo protegido con miles de minas antipersona, las cuales, han causado la muerte y mutilación a incalculables víctimas.

Colombia, al igual que más de 80 países, reconoce a la República Saharaui como Estado Soberano, y exige su liberación basándose principalmente en las resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU). (SPS)