sábado, 15 de octubre de 2011

Turquía ¿Vuelta al Imperio Otomano?

Publicado en el diario La Razón, de Lima.Perú, el 15 de octubre de 2011

EL LÁTIGO DEL RUFUS

Turquía ¿Vuelta al Imperio Otomano?

RICARDO SÁNCHEZ-SERRA (*)


El fracaso de Turquía de ingresar a la Unión Europea (UE) –que busca hace 24 años¬– ha hecho que desempolve el antiguo proyecto del panturquismo, es decir, reconstruir el otrora Imperio Otomano que abarca los pueblos turcómanos de la desintegrada Unión Soviética y el norte de África, aprovechando la “primavera árabe” y enemistándose con Israel.

La UE le exige el reconocimiento del genocidio armenio de 1915, en el que murieron un millón y medio de armenios por los turcos, matanza documentada que, sin embargo, el Estado turco objeta sistemáticamente y señala que fueron “luchas étnicas”. El Presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidió hace pocos días a Turquía “reconsiderar su historia” y dijo que la negativa de Ankara a reconocer la muerte de millones de armenios como genocidio es “inaceptable”.

Además, conspiran para su ingreso a la UE el problema de Chipre –Turquía lo invadió en 1974–, la oposición de Francia, Austria y Grecia, el tema de los derechos humanos y los prejuicios: Valery Giscard D’Estaing dijo: “Turquía no es un país europeo, su adhesión significaría el fin de Europa”.

De otro lado, la relación “amistosa” con Israel nunca la creí. Fue alentada por los intereses geopolíticos occidentales, habida cuenta que Turquía es miembro de la OTAN y amigo de Estados Unidos, pero es un país musulmán –si bien secular– y que su objetivo es convertirse en el líder islámico de la región, por lo que esa vinculación con el Estado judío estaba sobre hielo frágil. Y peor ahora en el que se observa un acercamiento a Irán: en su reciente viaje a Sudáfrica el primer ministro Erdogan estimó “injusto” el encarnizamiento contra Irán por su programa nuclear.

Para Israel, Turquía era un aliado en la inestable región y para mantener esa enclenque paz había enfriado su tradicional amistad con los kurdos (una nación “minoritaria” de más de 30 millones en la zona, que se le niega el derecho a ser un Estado. Mayormente viven en Turquía, pero también están asentados en Siria, Irak e Irán) y se había hecho “el sueco” en un tema tan alusivo como el genocidio armenio.

El régimen de Ankara desairó al primer ministro Simón Peres cuando Erdogan abandona un diálogo público en Davos. Luego el vicecanciller israelí, al presentar su protesta, sienta al embajador turco en una silla más baja. Más tarde Turquía participa en la “Flotilla de la Libertad” para romper el bloqueo a Gaza –a pesar de que la ONU señala que el citado bloqueo es “legal y apropiado”- en donde mueren nueve de sus connacionales y exige disculpas, que no se las dan, entonces congelan los acuerdos militares primero y luego expulsan al embajador israelí, el rompimiento de relaciones. Con la “primavera árabe” Turquía se acerca a Egipto e insulta a Israel. ¿Nuevo comienzo del Imperio Otomano?

(*) Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera

Email: sanchez-serra9416@hotmail.com / Blog: http://rsanchezserra.blogspot.com