jueves, 26 de julio de 2012

Marruecos sigue con su política de robo sistemáticos de las riquezas saharuis


http://poemariosaharalibre.blogspot.com.es/2012/07/entrevista-mohamed-yeslem-beisat.html

jueves, 26 de julio de 2012


Entrevista a Mohamed Yeslem Beisat, ministro para las Américas de la República Saharaui


El equipo de Barómetro estuvo presente en el reciente Foro de Sao Pablo, realizando una importante cobertura a diferentes Foros y Talleres. Además realizamos varias entrevistas a dirigentes políticos, que luchan en sus países contra el colonialismo, contra modelos antidemocráticos, contra el modelo capitalista que esta llevando a la extinción a la humanidad, con guerras y destrucción del medio ambiente. Junto a nuestro compañero Miguel Guaglianone, jefe de Redacción y a la vez fotógrafo del equipo, realizamos una importante cobertura del encuentro de izquierdas en la capital venezolana, donde los temas principales fueron la crisis económica, la integración de América Latina y el Tercer Mundo, así como la defensa de los procesos alternativos de desarrollo, ante nuevos intentos de golpes de estado y desestabilización en el continente.
“La represión de derechos humanos, el robo de nuestra tierra, esta presente a través del muro mas grande en el mundo (separa a la nación en dos partes), la obra mas bestial y criminal construido por el ser humano hasta ahora, un muro construido por el Reino de Marruecos de2720 kilómetros, que lleva un poco menos de 10 mil minas antipersonales [NOTA POEMARIO: se habla de cifras de 10 millones de minas enterradas a lo largo del muro de la vergüenza] y guardado por 180 mil soldados”. Ministro Beisat
- Ministro Yeslem Beisat, nos parece muy importante dar a conocer la lucha del pueblo Saharaui, que ha sufrido los efectos terribles del colonialismo español, así como la intervención y el apartheid del reino de Marruecos.
- La causa del Sahara Occidental y la lucha del pueblo Saharaui por la independencia nacional, comenzaron a finales de los años 1950 con la lucha del Ejército de Liberación Saharaui contra el ejército español y el apoyo de Francia. Nuestra resistencia Saharaui fue derrotada en la región, porque España solo pudo apoderarse y colonizar nuestra tierra en 1934, fuimos la ultima resistencia anticolonial en el continente Africano. A partir de 1956 al 1958 comenzamos nuevamente la resistencia a través del Ejército de Liberación Saharaui, que fue derrotado gracias a la cooperación franco-española, en la tristemente operación de Ecoviol que tenia como cómplice principal al régimen de Marruecos, recientemente independizado por Francia.
En 1965 comienza una nueva etapa de lucha, con el levantamiento histórico de Sila el 17 de Junio 1970 con su Líder Sidi Brahim Bassiri, que fue fusilado un día después por el colonialismo de la España Fascista de Franco. Luego del levantamiento de Sila, se crearon nuevas condiciones de lucha, las que condujeron al establecimiento del Frente POLISARIO, que es un frente amplio de todos los Saharaui que creen en la libertad y en la independencia nacional, donde están incluidas todas las fuerzas nacionales indiferentemente de su afiliación ideológica o política, con la participación de grupos estudiantiles.
La lucha del frente POLISARIO ante el colonialismo español, su resistencia a través de una la lucha armada heroica del pueblo Sahauri, logró que la España fascista no pudiera mantener estas luchas. Para vencer la resistencia el gobierno de Francisco Franco montó una trampa o una venganza, al crear unos acuerdos ilegales e injustos en Madrid, que se firmaron el 14 de noviembre de 1975 entre Marruecos Gran Bretaña y España. Gran Bretaña se apoderó del Sur de Sahara, Marruecos del Norte del Sahara y España se adjudicó los derechos de faenar (explotar la pesca) en las riquísimas costas del pueblo Saharaui y además obtuvo la explotación del 33% de los fosfatos de la región.
Estos acuerdos tripartitos ilegales fueron causa de una guerra feroz, que continúa hasta hoy. Gran Bretaña se retiro de su ocupación del Sur, cambio su política y reconoció a la Republica Saharaui, hoy tenemos buenas relaciones con ellos. Marruecos invadió la parte Sur de nuestro territorio y continúa una guerra de 18 años. Se convocó a las fuerzas de Paz del Plan de la Organización de Naciones Unidas (ONU), pero Marruecos desestimó esta mediación e intenta de legitimar su ocupación brutal en nuestro territorio. España que es la tercera parte de los acuerdos de Madrid, nunca ha querido, a pesar de su transición democrática y a pesar de sus gobiernos democráticos, distanciase de estos acuerdos ilegales. Los españoles sigue siendo la fuerza que traba los acuerdos internacionales, según conversaciones acordadas con las Naciones Unidas, y hasta ahora no quieren asumir su responsabilidad jurídica ni su responsabilidad política ni moral.
- ¿La denuncia de este grave proceso de cercenamiento de la libertad y de los derechos del pueblo Saharaui, ha tenido algunos avances a nivel de la ONU? ¿Qué cantidad de población Saharaui vive en los territorios libres y ocupados?
- Una de las medidas adoptadas a nivel internacional fue en 1991, donde se logró un alto al fuego supervisado por las Naciones Unidas. La ONU tiene allí una misión que no tiene ningunas atribuciones y ningún mandato, ni poder que defienda los derechos humanos, ni de facilitar la vida difícil de los Saharaui. No tenemos defensa ninguna, solo resistir la ocupación marroquí y evitar un retorno a la guerra. Porque Marruecos rechaza las mediaciones internacionales, este año no hubo ronda de negociaciones, la ocupación marroquí continua con la represión y los encarcelamientos, siguen las ejecuciones extrajudiciales, así como la desaparición forzosa de nuestro pueblo, con una sistemática violación de derechos humanos. Por otra parte Marruecos sigue con su política de robo sistemático de las reservas Saharauis, que son el fosfato, la pesca y la arena de nuestras dunas, que se llevan a las costas de Europa, así como también la energía solar que quieren vender a las multinacionales
Como parte de esta política represión se construyó el muro más grande del mundo, una obra bestial y criminal, que se haya construido por el ser humano, con una extensión de 2.720 kilómetros, donde sembraron 10 mil minas antipersonales, protegido por 180 mil soldados, con un costo de 3 a 4 millones dólares diarios a Marruecos. Este muro va desde el Sur de Marruecos hasta el Norte de Jordania, dividiendo pueblos, ciudades y comunidades, dejando a la ciudadanía Saharaui dividida, su vida, su cultura y su economía. No se conoce la población con exactitud porque nunca hubo un censo de población, en España se hizo un consenso para los supuestos votantes de aquel tan esperado referendo que en 1955 y fue rechazado por la España Franquista y el Reino de Marruecos. Hay estimaciones que los árabes saharauis son un número entre 500 y 700 mil personas, entre estas creemos que un 55% o 60 % viven en territorios ocupados y un 40% o 45% viven en territorio liberado.
- ¿Como se ha configurado el concepto de patria o sociedad, en una historia de ocupación y colonialismo de España, Francia y Marruecos?
- Tenemos una cultura común la que se ha venido consolidando desde los finales del siglo XVIII en la resistencia anticolonial, en los acuerdos que hemos hecho de anticolonialismo, desde raíces hispano parlantes, con una zona francófona que es un mestizaje entre árabes y africanos negros. Hoy ya nadie habla su idioma, sino todos hablan un dialecto que se llama Sahani que es compuesto mayoritariamente del árabe, y con muchas palabras griegas, africanas y españolas, creando una nueva identidad. Esta identidad es árabo-bereber e hispana, y es propia y diferente. Es a través de los convenios internacionales entre potencias coloniales españolas y francesas, como nuestra lucha a conformado tres factores que se desarrollaron, que logran consolidar la identidad del Saharaui, como pueblo y como estado en la lucha para su independencia
- Hoy en el siglo XXI nos preguntamos ¿cómo puede sobrevivir el colonialismo? Sigue siendo esta sobrevivencia una de nuestras deudas (las del movimiento revolucionario) porque junto a ustedes está Puerto Rico, los pueblos kurdos, las islas del Caribe y otros que viven sin nación y sin patria.
- Nosotros conocimos la solidaridad de muchos revolucionarios, los primeros contactos de lucha con nuestros compañeros latinoamericanos fueron en los años 60, 70 y 80, fueron algunos militantes tupamaros uruguayos, también revolucionarios venezolanos, colombianos, luego doctores exiliados chilenos y uruguayos en Argelia, que vinieron como voluntarios ayudar en el éxodo en Sahara en el 75 cuando Gran Bretaña y Marruecos invadieron el territorio, muchos de estos compañeros se incorporaron a ejercito al frente POLISARIO, apoyando, una fuerza de resistencia contra el régimen dictatorial del gobierno de Franco. En ese sentido hemos tenido mucha solidaridad y apoyo de muchas fuerzas progresistas en este mundo,.
La existencia de un modelo oprobioso colonialista se refleja en el siglo XXI, hoy en tierras de América Latina hay todavía 22 colonias, entre ellas están las Malvinas, las Islas del Caribe, los territorios holandeses, franceses, ingleses. Ante esa realidad debemos luchar por la erradicación total del colonialismo, nosotros sólo tenemos un acuerdo de alto al fuego para celebrar el referéndum, pero ahora Marruecos dice que no va a celebrar referéndum, entonces en consecuencia, reconocen que para ellos solo la guerra es la salida.
Hay que entender que en Marruecos nunca hubo una independencia ni una lucha anticolonialista, no existe porque el Reino de Marruecos fue construido por el General Lyautey, jefe del ejército Francés, nunca el Sultán controló territorio fuera de la ciudad de Marrakech, pero a la llegada del Colonialismo Francés a finales del siglo XIX y la primera parte del XX los franceses construyeron el reinado de Marruecos, un Estado creado por Francia, para llevar adelante la guerra y la represión contra el pueblo de Argelia. En esa estrategia abandonaban todas sus colonias y se las dieron a unas elites procoloniales en Senegal, Costa de Marfil, Camerún, Mali Chat y Nigeria, para llevar todos sus ejércitos a Argelia, la que siempre fue considerada como parte del territorio francés. Marruecos no es más que un instrumento, Francia mantiene un activo apoyo militar, financiero y diplomático y se opone en el Consejo de Seguridad a una resolución para permitir a las Naciones Unidas velar por los derechos humanos en el Sahara.