jueves, 2 de mayo de 2013

El caso del embajador ecuatoriano en Lima

Difundido en Generaccion: http://www.generaccion.com/noticia/187411/caso-embajador-ecuatoriano-lima

Y en el Diario Nuevo Sol

Difundido en: http://www.ecuadorenvivo.com/videos/embajador_de_ecuador_abandono_anoche_el_peru.html

El caso del embajador ecuatoriano en Lima

Por Ricardo Sánchez Serra

Creo que la prensa tiene gran responsabilidad en informar objetivamente cualquier acontecimiento. En el caso del embajador ecuatoriano, Rodrigo Riofrío Machuca, no ha sido así y no hubo una investigación periodística seria. Solo se limitó a decir que se aporreó a dos damas.

He visto el video una y otra vez de la supuesta “agresión” del embajador a dos damas. Y lo que ha informado el periodismo ha sido parcializado con veneno chauvinista.

Las distinguidas damas peruanas se quisieron “zampar” a la cola. Parece una costumbre ya no ser considerados con los demás y esto es una falta de educación muy seria. El embajador exigió respeto y recibió una andanada de insultos. El diplomático voltea y recibe una salvaje cachetada –que muy poco se repitió en televisión- y él atina a defenderse a “revistazos” y brutalmente le jalan el cabello. Se ve en las imágenes la forma tan cruda de la agresión a él y a su esposa. Véase nuevamente el video: http://www.youtube.com/watch?v=7JfTqZ97CDc


Ahora, nos han enseñado que a la mujer no se le toca ni con el pétalo de una rosa. Y qué fácil es estar sentados en un café y opinar que el embajador debió comportarse así o asá… Cierto que estuvo mal defenderse a “revistazos”. Pero, ¿qué debía hacer? Agarrar los brazos a la agresora, para seguro recibir puntapiés. ¿Ofrecer la otra mejilla para que lo sigan abofeteando? ¿O simplemente irse corriendo y dejar los productos sin comprar nada?

Al término de este artículo se informó que la Cancillería ecuatoriana reafirmó su respaldo al embajador Riofrío:”fue víctima de una agresión que le obligó a reaccionar en legítima defensa”.

¿Y las mujeres agresoras? ¿Pasan piola? A ellas este consejo: “El respeto es la base del entendimiento entre los seres humanos; tenemos que aprender a respetar para que los demás nos respeten”.
Seamos justos. El embajador se equivocó, sí. Pero las damas peruanas no debieron agredirlo.
Las cancillerías, por otra parte, deben actuar con mesura y no escalar un conflicto sin pensar cuánto costó forjar la hermandad entre ambos países.
 
 

*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.
 
Twitter: @sanchezserra