miércoles, 8 de mayo de 2013

¿Quién introduce el hachís a Europa?

Incautado en España un alijo récord de 32 toneladas de hachís
MADRID — La guardia civil española se ha incautado en el puerto de Algeciras de un alijo récord de algo más de 32 toneladas de hachís, oculto en un cargamento de melones, que iba a viajar a Francia.
Las 32,38 toneladas de resina de hachís iban escondidas en un camión procedente de Marruecos, cuyo conductor, también marroquí, fue detenido el pasado 27 de abril, informó la guardia civil en un comunicado.
El alijo, el mayor incautado en tierra en España, habría alcanzado un valor de 49,8 millones de euros (65,5 millones de dólares) en el mercado negro.
 
El camión, que tenía por destino la ciudad francesa de Perpiñán (sureste) fue interceptado en el puerto de Algeciras en el marco de las "inspecciones de vehículos de tráfico rodado procedente de Tánger (Marruecos) y con destino o tránsito en el puerto de Algeciras", precisó la guardia civil.
Al inspeccionar la carga, los agentes encontraron dos palets con cajas de melones que ocultaban detrás de ellos 24 "cajones de madera abiertos por la parte superior, conteniendo en su interior fardos de hachís envueltos en sacos de arpillera".
Se trata de una de las mayores incautaciones de hachís tras la que tuvo lugar en marzo de 2006 cuando la guardia civil se incautó de 30 toneladas de hachís y detuvo a 23 personas en el sudeste de España.
No obstante, el récord de confiscación de esa droga en España tuvo lugar en 1996 cuando la policía interceptó 36 toneladas de este estupefaciente en un buque de bandera panameña, que fue llevado al puerto de Marín (Galicia).
España es la principal puerta de entrada a Europa de la cocaína procedente de América Latina y del hachís que llega desde el norte de Àfrica.
En 2012, la policía española se incautó de 20,7 toneladas de cocaína, un 24,9% más que en 2011, y 325,5 toneladas de hachís, lo que supuso una caída del 8,5% respecto al año anterior, según cifras del ministerio del Interior.
Estas cifras suponen "el 73,69% de hachís y el 41,21% de cocaína que se intenta introducir en los países de la Unión Europea", había precisado el ministro de Interior español, Jorge Fernández-Díaz, al presentar estas estadísticas.
Pero la policía tiene que adaptarse continuamente para contrarrestar los métodos ideados por los traficantes, que buscan formas cada vez más ingeniosas para disimular la droga en cargas de todo tipo.
Una de las vías privilegiadas son "los contenedores de barco porque tienen la ventaja de que el tráfico comercial los encubre. Los puertos tienen mucho movimiento, los productos perecederos tienen que salir rápido y no se puede inmovilizar un puerto mirando todos y cada uno de los contenedores", explicaba recientemente el jefe de la sección anticocaína de la brigada central de estupefacientes de la policía española, José Antonio Rodríguez.
Los cargamentos de plátanos son uno de los escondites predilectos de los traficantes de cocaína. En España, también se ha descubierto droga en los últimos años en cargamentos de rosas, en maderas exóticas o, incluso, en el estómago de un perro vivo.

 N. de R. Por muchos años Marruecos fue el más grande productor mundial de hachís, ahora es el segundo después de Afganistán. Y Europa es el mayor consumidor del hachís marroquí.

La Unión Europea paga millones de millones de euros a Marruecos para evitar que su hachís entre en Europa, sin embargo por razones políticas a veces las autoridades marroquíes son "negligentes" (al igual que con la inmigración ilegal subsahariana). Según como los países se porten en el tema saharaui, las autoridades marroquíes son exigentes o desganados en la lucha antinarcóticos.

Como se recuerda, Marruecos invadió el territorio del Sáhara Occidental en 1975, a pesar de un fallo de la Corte de La Haya que señala que no tiene ninguna ligazón territorial con el territorio del Sáhara Occidental.