miércoles, 27 de febrero de 2013

Saharaui: Una nación cuyo Estado aún no nace


Publicado en el diario LA RAZÓN, de LIMA-PERÚ, el 27 de febrero de 2013
Una nación cuyo Estado aún no nace

Por Ricardo Sánchez Serra

Un tribunal militar marroquí condenó a 23 saharauis a durísimas penas de cadena perpetua, 25 o 20 años de cárcel, por haber organizado la protesta pacífica de Gdeim Izik, en la que 25 mil saharauis acamparon pacíficamente para exigir mejores condiciones de vida y la libre autodeterminación de su país.
 

Las protestas fueron reprimidas violentamente por las fuerzas militares marroquíes, muriendo 11 policías, varios niños saharauis y dejando miles de heridos.

Los organismos internacionales condenaron a Marruecos y exigieron la libertad de los detenidos, civiles que fueron juzgados por un tribunal castrense, sin garantías de defensa, en base a videos borrosos y a confesiones hechas bajo tortura. Ningún marroquí fue juzgado por matar a saharauis.

Ante la continua violación a sus derechos por parte de Marruecos contra las saharauis, se espera ahora que la ONU otorgue a la Misión de ONU para el Referéndum del Sáhara Occidental (Minurso) facultades de velar por los derechos humanos, que fueran negados por el veto de Francia en el Consejo de Seguridad.

De otro lado, hoy se conmemora 37 años de la independencia de República Árabe Democrática Saharaui en los territorios liberados, por los saharauis que huyeron durante la invasión marroquí. Es reconocida por 80 estados y ningún país del mundo reconoce la ocupación marroquí y la ONU, en base a una consulta al Tribunal de La Haya, que establece que no existe ningún vínculo de Marruecos con el territorio del Sáhara Occidental, ha ordenado el proceso de autodeterminación del pueblo saharaui.

 
*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.
Twitter: @sanchezserra
 

miércoles, 20 de febrero de 2013

La “universidad rebelde” y el error de Müller....

LO ADVERTIMOS........


La “universidad rebelde” y el error de Müller

.
Del Vatican Insider (ITA)

La universidad “rebelde” del Perú permanecerá sin profesores de teología. Así lo determinó la Santa Sede, tras una reunión celebrada hace unos días en Roma. Un encuentro de alto nivel que echó por tierra el intento del prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Ludwig Müller, de intervenir para favorecer a esa institución educativa en su conflicto con el Arzobispado de Lima y con El Vaticano. Un apoyo que ha sido tomado como un grave error del “guardián de la ortodoxia católica”.
 
La reunión interdicasterial fue convocada por el Secretario de Estado de la Sede Apostólica, Tarcisio Bertone. ¿El objetivo? Analizar la validez de una carta enviada por el propio Müller al arzobispo limeño, Juan Luis Cipriani Thorne, a fines de enero.
En la misiva, el prefecto solicitó al cardenal peruano explicaciones sobre su decisión de no renovar el permiso eclesiástico para dictar clases a todos los profesores del Departamento de Teología de la “anterior” Pontificia Universidad Católica del Perú (ex PUCP). Esa determinación, comunicada a las autoridades universitarias en diciembre, fue producto del decreto emitido por la Santa Sede en junio de 2012 que prohibió al claustro ostentar sus títulos de Pontificia y Católica.
Una sanción aplicada con el aval del Papa y que mantiene su plena vigencia jurídica por la contumaz negativa de la Asamblea Universitaria a reformar sus estatutos para adherir a la normatividad vaticana sobre las instituciones de educación superior católicas: la constitución apostólica “Ex Corde Ecclesiae”.

El prefecto alemán decidió actuar como consecuencia de una queja enviada a Roma por aquellos profesores a quienes se les revocó el mandato canónico para dictar clases. Ellos argumentaron que la revocatoria fue aplicada por “motivos doctrinales”. Müller tomó en cuenta su reclamo y ordenó -en su comunicación- que la universidad continúe dictando sus cursos de teología, en tanto la Santa Sede no resuelve el conflicto de fondo.
Pero la misiva estaba viciada de origen. Y, por lo tanto, fue considerada inválida por la interdicasterial. En primera instancia porque se trató de una iniciativa “personal” del prefecto, que no cumplió con los requisitos de consulta a los especialistas en el tema dentro del Congregación para la Doctrina de la Fe.
Además no fue enviada por los conductos institucionales de la nunciatura apostólica en Lima. En el Arzobispado de la capital peruana la recibieron como un simple fax. Y, lo más importante, la carta ignoró el Código de Derecho Canónico que confiere al obispo diocesano la autoridad para otorgar y revocar los permisos a los profesores de religión o ciencias eclesiásticas en su circunscripción eclesiástica.
El resultado del análisis ya fue comunicado a las partes en Perú vía valija diplomática. La carta de Gerhard Müller no tiene validez y se mantiene intacta la decisión del arzobispo Cipriani de no conceder los permisos para enseñar teología católica en la ex PUCP. Lo cual pone a la institución en serios aprietos para cubrir los cursos obligatorios de esa materia en el siguiente ciclo lectivo.
Por lo pronto las conclusiones de la reunión vaticana presidida por Bertone, todavía secretario de Estado, constituyeron un duro revés para el prefecto de la Doctrina de la Fe y, en la Curia Romana, abrieron la interrogante respecto a su idoneidad para ocupar un puesto de enorme poder que no permite improvisaciones ni errores, ni de forma ni de fondo.

El Papa renunció, porque siempre ha renunciado


El Papa renunció, porque siempre ha renunciado
 
Por Daniel Capri


Me llamo Daniel, y soy un católico de 23 años. Le voy al Manchester United, me gusta Star Wars y leo cómics. Además, estudié fotografía. Pero nada de eso cuenta si no fuera feliz. 
Y hay muchas cosas que no se pueden entender a las 8:00 a.m. cuando te hablan para decirte escuetamente: “Daniel, el Papa dimitió.” Yo apresuradamente contesté: “¿Dimitió?”. La respuesta era más que obvia, “O sea renunció, ¡Daniel, el Papa renunció!”

 


El Papa renunció. Así amanecerán sin fin de periódicos mañana, así amaneció el día para la mayoría, así de rápido perdieron la fe unos cuantos y otros muchos la reforzaron. Y que renunciara es de esas cosas que no se entienden.

Yo soy católico. Uno de tantos. De esos que durante su infancia fue llevado a Misa, luego creció y le agarró apatía. En algún punto me llevé de la calle todas mis creencias y a la Iglesia de paso, pero la Iglesia no está para ser llevada ni por mí, ni por nadie (ni por el Papa). En algún punto de mi vida le volví a agarrar cariño a mi parte espiritual (muy de la mano con lo que conlleva enamorarse de la chavita que va a misa, y dos extraordinarios guías llamados padres), y así de banal, y así de sencillo, recontinué un camino en el que hoy digo: Yo soy católico. Uno de muchos, sí, pero católico al fin. Pero así sea un doctor en teología, o un analfabeta de las escrituras (de esos que hay millones), lo que todo mundo sabe es que el Papa es el Papa; odiado, amado, objeto de burlas y oraciones, el Papa es el Papa, y el Papa se muere siendo Papa. Por eso hoy cuando amanecí con la noticia, yo, al igual que millones de seres humanos nos preguntamos ¿por qué?... ¿Por qué renuncia señor Ratzinger? ¿Le entró el miedo? ¿Se lo comió la edad? ¿Perdió la fe? ¿La ganó?. Y hoy, después de 12 horas creo que encontré la respuesta: El señor Ratzinger ha renunciado toda su vida.

Así de sencillo...

El Papa renunció a una vida normal. Renunció a tener una esposa. Renunció a tener hijos. Renunció a ganar un sueldo. Renunció a la mediocridad. Renunció a las horas de sueño por horas de estudio. Renunció a ser un cura más, pero también renunció a ser un cura especial. Renunció a llenar su cabeza de Mozart para llenarla de teología. Renunció a llorar en los brazos de sus padres. Renunció a teniendo 85 años, estar jubilado disfrutando a sus nietos en la comodidad de su hogar y el calor de una fogata. Renunció a disfrutar su país. Renunció a tomarse días libres. Renunció a su vanidad. Renunció a defenderse contra los que lo atacaban. Vaya, me queda claro, que el Papa fue un tipo apegado a la renuncia.




Y hoy, me lo vuelve a demostrar. Un Papa que renuncia a su pontificado cuando sabe que la Iglesia no está en sus manos, sino en la de algo o alguien mayor, me parece un Papa sabio. Nadie es más grande que la Iglesia; ni el Papa, ni sus sacerdotes, ni sus laicos, ni los casos de pederastia, ni los casos de misericordia. Nadie es más que ella. Pero ser Papa a estas alturas del mundo, es un acto de heroísmo (de esos que se hacen a diario en mi país y nadie nota). Recuerdo sin dudar las historias del primer Papa, un tal… Pedro. ¿Cómo murió?  Sí, en una cruz, crucificado igual que a su maestro, pero de cabeza. Hoy en día, Ratzinger se despide igual, crucificado por los medios de comunicación, crucificado por la opinión pública y crucificado por muchos de sus mismos hermanos católicos. Crucificado a la sombra de alguien más carismático. Crucificado en la humildad, esa que duele tanto entender. 
Benedicto XVI es un mártir contemporáneo, de esos a los que se les pueden inventar historias, a esos de los que se les puede calumniar, a esos de los que se les puede acusar y no responde. Y cuando responde, lo único que hace es pedir perdón. "Pido perdón por mis defectos". Ni más, ni menos. Qué pantalones! qué clase de ser humano!   
Podría yo ser mormón, ateo, homosexual y abortista, pero ver a un tipo, del que se dicen tantas cosas, del que se burla tanta gente, y que responda así… ese tipo de personas sabias, ya no se ven en nuestro mundo.

Vivo en un mundo donde es chistoso burlarse del Papa, pero pecado mortal burlarse de un homosexual (y además ser tachado de paso como mocho, intolerante, fascista, derechista y nazi). Vivo en un mundo donde la hipocresía alimenta las almas de todos nosotros. Donde podemos juzgar a un tipo de 85 años que quiere lo mejor para la Institución que representa, pero le damos con todo porque “¿con qué derecho renuncia?”. Claro, porque en el mundo NADIE renuncia a nada. A 'nadie' le da flojera ir a la escuela. A 'nadie' le da flojera ir a trabajar. Vivo en un mundo donde todos los señores de 85 años están activos... y trabajando (sin ganar dinero) y ayudan a las masas. Sí, claro...

Pues ahora sé Señor Ratzinger, que vivo en un mundo que lo va a extrañar. En un mundo que no leyó sus libros, ni sus encíclicas, pero que en 50 años recordará cómo, con un simple gesto de humildad, un hombre fue Papa, y cuando vio que había algo mejor en el horizonte, decidió apartarse por amor a su Iglesia. Va a morir tranquilo señor Ratzinger. Sin homenajes pomposos, sin un cuerpo exhibido en San Pedro, sin miles llorándole aguardando a que la luz de su cuarto sea apagada. Va a morir, como vivió aún siendo Papa: humilde, ejemplar.
Benedicto XVI, muchas gracias por renunciar.
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

La unidad de la Iglesia depende de todos

Publicado en el diario LA RAZON, DE LIMA-PERU, el 20 de febrero de 2013

Y en Generaccion: http://www.generaccion.com/noticia/182307/unidad-iglesia-depende-todos


La unidad de la Iglesia depende de todos

Por Ricardo Sánchez-Serra

Muchos problemas de la Iglesia Católica se ventilan y se solucionan internamente. Pero nos debe preocupar a todos los católicos la condena pública del papa Benedicto XVI durante su homilía del Miércoles de Ceniza, inicio de la Cuaresma.

Él fustigó con dureza la “hipocresía religiosa”, “las divisiones dentro del cuerpo eclesiástico” y las actitudes de religiosos buscando el aplauso y la aprobación. Y lo ha dicho públicamente. ¿Es que se cansó a más no poder porque continuaban las intrigas?

Si bien Su Santidad no ha dado nombres de compañías o personas, cada una de ellas saben a quiénes se refiere. Me pregunto ¿para qué sirven los retiros espirituales? ¿No es para profundizar nuestra fe? ¿Para reconocer nuestras faltas y reparar nuestra conducta? ¿Y los votos que se hicieron?
 

¿Por qué tienen que ocurrir tantas desavenencias, incluso públicas? Puede haber libertad de opinión, pero la unidad de la Iglesia está por encima de quehaceres mundanos. Esas diferencias que trascienden  hacen mucho daño a la Iglesia y a la feligresía, que se ve confundida, toman partido o se alejan.

Hay 412 mil presbíteros para 1,200 millones de católicos en el mundo, una gran feligresía que hay que cuidar y engrandecer, y la unidad es fundamental. Muchos medios de comunicación solo publicitan lo malo, sin embargo se olvidan de los esfuerzos de muchos sacerdotes, que incluso a riesgo de sus vidas evangelizan.

Estoy firmemente convencido que la Iglesia, con la ayuda de Dios, siempre presenciará los cadáveres de sus perseguidores y disociadores.
 

*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.
 
Twitter: @sanchezserra

sábado, 16 de febrero de 2013

Choque de arzobispo contra cardenal por la ex PUCP


Publicado en el diario EXPRESO, de Lima-Perú, el 16 de febrero de 2013
http://www.expreso.com.pe/blog/tribuna-libre-471

Y EN GENERACCION:

Enseñanza de Teología en la ex PUCP

Cardenal Cipriani es autónomo en sus decisiones

Por Ricardo Sánchez-Serra

Los dirigentes de la ex PUCP han regado por los medios de difusión que el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Arzobispo Gerhard Müller, envió una carta en la que desautoriza al arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani y en consecuencia se debería mantener en la ex Pontificia Universidad Católica del Perú (ex PUCP) la autorización para enseñanza de Teología.

De acuerdo al Derecho Canónico los obispos son autónomos en su jurisdicción y se deben solo al papa, que le confía “toda la potestad ordinaria, propia e inmediata que se requiere para el ejercicio de su función pastoral”.

Cada obispo es el guardián, en su diócesis, de que se instruya la correcta doctrina de la Iglesia. Vela por la enseñanza a los fieles de “las verdades de fe que han de creerse y vivirse”.

Como se recordará, a fines de diciembre el cardenal Cipriani no renovó la autorización para que un grupo de sacerdotes dicte el curso de Teología en la ex PUCP, “una universidad que está en enfrentamiento con la Santa Sede y que ya no es Pontificia, ni Católica”.





Si existiera la carta del arzobispo Muller con ese supuesto pedido, se estaría extralimitando en sus funciones y el cardenal Cipriani, o cualquier obispo, estaría en todo su derecho de denegar la petición. Además, su trato hacia el Cardenal del Perú debería ser de especial deferencia y menos enviarle correspondencia vía fax.

Está muy bien que el prelado Muller haya sido distinguido por la ex PUCP, pero eso no le da derecho de presionar a un hermano en el Episcopado y menos de manera pública. No es lo correcto, ni lo apropiado. El Cardenal es un purpurado, futuro elector del papa, Muller es un peso pluma.



*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.

jueves, 14 de febrero de 2013

Patraña marroquí para exterminar a saharauis

Publicado en el diario LA PRIMERA, de Lima-Perú, el 17 de febrero de 2013

Difundido en GENERACCION: http://www.generaccion.com/noticia/181879/patrana-marroqui-exterminar-saharauis

Y en Resistencia Saharaui: http://resistenciasaharaui.saltoscuanticos.org/patrana-marroqui-para-exterminar-a-saharauis-por-ricardo-sanchez-serra/

POEMARIO SAHARAUI: http://www.poemariosaharalibre.blogspot.com.es/2013/02/patrana-marroqui-para-exterminar.html

 Asimismo en: http://www.saharaui.cl/index.php/component/content/article/18/1039-patrana-marroqui-para-exterminar-a-saharauis

Patraña marroquí para exterminar a saharauis

Por Ricardo Sánchez-Serra*

En noviembre del 2010 unos veinticinco mil saharauis acamparon pacíficamente en Gdeim Izik, en las afueras de El Aaiún –capital del territorio del Sáhara Occidental ocupado ilegalmente por Marruecos-para protestar por sus condiciones de vida, falta de trabajo y vivienda y para exigir la autodeterminación.

Más de tres mil efectivos de las fuerzas represoras marroquíes rodearon el campamento y mataron dos niños. Mientras se realizaban negociaciones con los notables saharauis, los militares marroquíes degollaron a saharauis en El Aaiún –para aterrorizar a la población- y atacaron el campamento, incendiando todas las jaimas (carpas).

Las cifras de muertos y heridos difieren. Decenas de muertos, miles de heridos y cientos de detenidos. Las tres organizaciones humanitarias: Human Right Watch, Amnesty Internacional y la Asociación Marroquí de Derechos Humanos coincidieron en señalar en que hubo violencia desmesurada y tortura contra los saharauis.

Desde hace más de dos años sobre veinticuatro saharauis, detenidos por los marroquíes, pende la “espada de Damocles”, acusados de matar a once policías durante los eventos de Gdeim Izik o “Campamento de la Dignidad”. Dos años han estado detenidos sin juicio, que acaba de empezar en un Tribunal Militar y que puede terminar en la pena de muerte. Y claro, si las críticas en el exterior son muy fuertes, el feudal rey marroquí Mohamed VI, podría indultarlos, para aparecer como magnánimo.

Dichos saharauis son considerados presos políticos por el Parlamento Europeo, que ha exigido su inmediata liberación y lo ha incluido en la agenda de la delegación para la XXII reunión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

En el texto de los europeos también se expresa su "apoyo a una solución justa y duradera del conflicto basada en el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui" y pone de manifiesto "la preocupación del Parlamento Europeo por el hecho de que se sigan violando los derechos humanos en el Sahara Occidental", pidiendo que "se protejan los derechos fundamentales de los saharauis" y "destaca la necesidad de un seguimiento internacional de la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental".

El jurista internacional, Carlos Ruiz Miguel, señala que, como el hecho sucedió en un territorio invadido, se encuentra bajo el IV Convenio de Ginebra que protege a las víctimas civiles de conflictos armados. Los procesados, por ejemplo, debían estar detenidos en su país, el Sáhara Occidental, y no en el territorio del país ocupante. Además, ser enjuiciados por un tribunal no político, entre otros brillantes alegatos.

El proceso militar es una farsa. No se enjuicia, por ejemplo, a los que asesinaron a saharauis. Y en el colmo del absurdo, los agresores enjuician a las víctimas. El juicio es un instrumento más de la política genocida del gobierno de Marruecos, contra el pueblo saharaui. El rey Mohamed VI, a lo nazi, y con métodos sofisticados, quiere exterminar a toda una nación, ante la mirada impávida de la comunidad internacional.

 

*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.
Twitter: @sanchezserra

miércoles, 13 de febrero de 2013

¿Choque de arzobispo contra cardenal por la ex PUCP?


Publicado en el diario EXPRESO, de Lima-Perú, el 16 de febrero de 2013

Y EN GENERACCION:
 

Enseñanza de Teología en la ex PUCP

Cardenal Cipriani es autónomo en sus decisiones

Por Ricardo Sánchez-Serra

Los dirigentes de la ex PUCP han regado por los medios de difusión que el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Arzobispo Gerhard Müller, envió una carta en la que desautoriza al arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani y en consecuencia se debería mantener en la ex Pontificia Universidad Católica del Perú (ex PUCP) la autorización para enseñanza de Teología.
 

De acuerdo al Derecho Canónico los obispos son autónomos en su jurisdicción y se deben solo al papa, que le confía “toda la potestad ordinaria, propia e inmediata que se requiere para el ejercicio de su función pastoral”.

Cada obispo es el guardián, en su diócesis, de que se instruya la correcta doctrina de la Iglesia. Vela por la enseñanza a los fieles de “las verdades de fe que han de creerse y vivirse”.

Como se recordará, a fines de diciembre el cardenal Cipriani no renovó la autorización para que un grupo de sacerdotes dicte el curso de Teología en la ex PUCP, “una universidad que está en enfrentamiento con la Santa Sede y que ya no es Pontificia, ni Católica”.



Si existiera la carta del arzobispo Muller con ese supuesto pedido, se estaría extralimitando en sus funciones y el cardenal Cipriani, o cualquier obispo, estaría en todo su derecho de denegar la petición. Además, su trato hacia el Cardenal del Perú debería ser de especial deferencia y menos enviarle correspondencia vía fax.

Está muy bien que el prelado Muller haya sido distinguido por la ex PUCP, pero eso no le da derecho de presionar a un hermano en el Episcopado y menos de manera pública. No es lo correcto, ni lo apropiado. El Cardenal es un purpurado, futuro elector del papa, Muller es un peso pluma.







*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.

 

El shock de la renuncia de Benedicto XVI

Publicado en el diario LA RAZON, de LIMA-PERU, el 13 de febrero de 2013
http://larazon.pe/columnistas/4286-el-shock-de-la-renuncia-de-benedicto-xvi.html

Difundido en GENERACCION: http://www.generaccion.com/noticia/181709/shock-renuncia-benedicto-xvi 

y en PERUINFORMA: http://www.peruinforma.com/index.php?menu=news&pag=10&id=66415



El shock de la renuncia de Benedicto XVI

Por Ricardo Sánchez Serra

La renuncia de Benedicto XVI al papado, me causó, como a millones en el mundo, una gran conmoción. Cuando se dio la noticia creía que era un rumor, no podía creerlo. ¿Puede renunciar? Me pregunté. Luego escuché en RPP las explicaciones del padre Lucho Gaspar y me resigné. Leí su comunicado y vi que lo hacía por "avanzada edad": "He llegado a la certidumbre de que mis fortalezas, debido a una avanzada edad, ya no son las adecuadas para un adecuado ejercicio del ministerio petrino”.



Fue un papa de correcta doctrina, muy valiente y de una gran humildad. Enfrentó sin dilaciones los grandes problemas de la Iglesia, la traición de su mayordomo que filtró a la prensa documentos privados, el escándalo de los curas pederastas, fijando la“tolerancia cero”, entre otros.

En medio de mi shock me enfurecí e indigné al leer a numerosos tuiteros, quienes irreverentes e intolerantes, faltando el respeto a los católicos –a pesar que varios son católicos de nombre-, se burlaban del papa, de algunos cardenales y comenzaban sus diabólicas especulaciones. No podía creer cuanta miseria humana existe. Gente de porquería e insana.

Algunos medios especulaban sobre quienes serían el sucesor. No hay vaticinio que valga, cualquier católico puede ser el elegido. Esperemos que sea el Cardenal Juan Luis Cipriani. Sería una bendición para el Perú. El nuevo pontífice tendrá que trabajar por el renacimiento del catolicismo en Europa, las relaciones con China, la reunificación con la Iglesia Ortodoxa.


*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.

http://www.facebook.com/ricardosanchezserra
Twitter: @sanchezserra

domingo, 10 de febrero de 2013

La hermandad latinoamericana y Cuba

Publicado en el diario LA PRIMERA, de Lima-Perú, el 10 de febrero de 2013
http://www.diariolaprimeraperu.com/online/columnistas-y-colaboradores/cuba-y-la-celac_130844.html

Difundido en GENERACCION:  http://www.generaccion.com/noticia/181485/hermandad-latinoamericana-cuba



La hermandad latinoamericana y Cuba

Por Ricardo Sánchez Serra*

Hace unos días se levantó una polvareda y muchos se rasgaron las vestiduras por la decisión de los países latinoamericanos de otorgarle a Cuba la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).



Desde el estricto punto de vista jurídico, a cualquiera de los 33 miembros de la Celac le corresponde por rotación la presidencia, desde Brasil hasta Barbados o Santa Lucía. Cuba será en el 2013 y Costa Rica-Haití, el 2014; continúa Ecuador en el 2015 y así sucesivamente.

La elección de La Habana es un reconocimiento de esta parte del continente, a su dignidad como país y a su diplomacia. Una satisfacción, asimismo, a los cambios políticos y económicos.

De otro lado, es una respuesta al absurdo bloqueo de Estados Unidos a La Habana, que lleva ya 50 años -último rezago de la Guerra Fría- y que es condenado por la ONU: en la última votación de la Asamblea General –en noviembre de 2012- rechazó el embargo por un abrumador 188 votos, tres en contra y dos abstenciones. Obama, que fue reelegido y por tanto ya no está en campaña, debería romper con el poderoso lobby anticastrista y escuchar el clamor mundial, en especial el latinoamericano, para normalizar plenamente sus relaciones con estos países. El nuevo Secretario de Estado, John Kerry, proclive a la normalización de relaciones con la isla, podrá ayudarlo.

Cuba dejó de ser, hace mucho tiempo, la exportadora de guerrillas que perseguía los cambios de gobierno a punta del fusil. Era natural la desconfianza a Cuba y continúan los rezagos de ella con las Brigadas Médicas, las cuales no tienen nada de penetración ideológica –he podido comprobarlo personalmente-, sino más bien de solidaridad, como en los casos de los terremotos de Pisco, Haití y Chile, y en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, entre muchos otros.


 Brigada médica cubana en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf

El pedido del extinto Papa Beato Juan Pablo II “mundo, ábrete para Cuba. Cuba ábrete para el mundo”, está siendo escuchado. Otorgarle la presidencia de la Celac es una muestra de la fuerte hermandad regional y de ponerle fin al anacrónico aislacionismo propiciado por EE.UU. Los cambios en Cuba permitieron la liberación de numerosos detenidos a intercesión de la Iglesia Católica; la búsqueda de la paz en Colombia, los logros sociales, la apertura económica, la nueva ley migratoria, la devolución a la Iglesia Católica de varias propiedades confiscadas en 1961, son hechos importantes y como señala el Cardenal Jaime Ortega se “espera que nuevos cambios se introduzcan por el bien del país y de sus ciudadanos”.

*Periodista. Miembro de la Prensa Extranjera. Analista internacional.


http://www.facebook.com/ricardosanchezserra
Twitter: @sanchezserra