jueves, 23 de octubre de 2014

Perú debe reabrir embajada saharaui en Lima

Publicado en el diario La Primera, de Lima.Perú, el 23 de octubre de 2014
 
Reapertura fue promesa de presidente Ollanta Humala

Perú debe reabrir embajada de Estado árabe en Lima

Por Jesús Quispe

El periodista Ricardo Sánchez Serra es ardoroso defensor de la causa saharaui, por ello es considerado por la embajada marroquí como el “Enemigo número 1” de ese país en el Perú.

-¿Por qué es considerado enemigo de Marruecos?

No soy enemigo de Marruecos. Ese país invadió el Sáhara Occidental, reivindicando un territorio que jamás fue suyo y lo único que he realizado en el Perú es romper con el silencio informativo que impone ese país al tema.

-¿Por qué impone el silencio informativo?

El gobierno marroquí no quiere que se hable de su invasión a un territorio que es considerado por las Naciones Unidas como pendiente de descolonización y en el que debe realizarse un referendo de autodeterminación para que el pueblo saharaui decida su destino.

-Marruecos reivindica ese territorio porque señala que es parte del Gran Marruecos…

¡Que nunca existió!. Además, el debate histórico fue zanjado por un histórico dictamen de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que señala: “La conclusión del Tribunal es que los materiales e información presentados a él no establecen ningún vínculo de soberanía territorial entre el territorio del Sáhara Occidental y el reino de Marruecos o la entidad mauritana”.
 
              Ricardo Sánchez Serra poco antes de disertar ante el IV Comité de Descolonización de la ONU
 

-¿Marruecos estuvo representado?

¡Por supuesto! Es más, ese país fue el que pidió que La Haya se pronunciara, a través de un pedido a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Y solo estuvieron representados Marruecos y España y no dejaron que la población autóctona, la saharaui, estuviera presente. El histórico dictamen fue emitido el 16 de octubre de 1975.

-Y España ¿qué tiene que ver?

El país europeo colonizó lo que se llamó el Sáhara Español, que luego fue la 51 provincia española. Pero, ante una crisis interna al estar el dictador Franco agonizando y para evitar una guerra con Marruecos, España entregó el territorio a Rabat mediante los ilegales Acuerdos de Madrid, porque están contra las resoluciones de la ONU.

-¿Qué sucede después?

Los marroquíes invadieron a sangre y fuego el Sáhara Occidental y los saharauis huyeron –fueron bombardeados con fósforo blanco y bombas de racimo- y se establecieron en los campos de refugiados de Tinduf en Argelia. Y en un tercio del territorio del Sáhara Occidental constituyeron la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) el 27 de febrero de 1976, en la parte liberada por el Frente Polisario, representante legítimo del pueblo saharaui reconocido por la ONU.

-¿Qué pasa hoy en el territorio ocupado por Marruecos?

Flagrantes violaciones a los derechos humanos de los saharauis, torturas, juicios ilegales, condenados por todas las organizaciones de derechos humanos del mundo.

-¿Y las conversaciones en la ONU?

Paralizadas por culpa de Marruecos, que no quiere que se realice el referendo de autodeterminación. Lo peor de todo es que no se aprueba un mecanismo de defensa de los derechos humanos en los territorios invadidos, por lo que la población saharaui está indefensa.

-¿La República Saharaui tiene reconocimiento?

Más de 80 países reconocen a la RASD, entre ellas el Perú por decisión del entonces presidente Fernando Belaunde Terry en 1984.

-¿La RASD tiene embajada en Lima?

Tuvo una embajada concurrente, la sede era Caracas. Pero en 1996 el Perú suspendió las relaciones.

-¿Por qué?

Nunca se supo. Fue una decisión injusta en la que tuvo que ver el siniestro asesor Vladimiro Montesinos, quién ¡qué casualidad! quiso después refugiarse en Marruecos, cuando la justicia lo perseguía en el Perú.

-Y ¿cuál es la situación actual?

El lobby marroquí sigue teniendo influencia en nuestro país. Hay muchos sobornos, viajes con todo pagado a políticos, periodistas, congresistas, etc. Y es raro que el tema no se mueva y no se reabra la embajada saharaui en el Perú, a pesar de la promesa del presidente Humala.

-¿Qué señala la Cancillería peruana?

Se lava las manos y expresa que apoya los esfuerzos de la ONU en las negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario, además de declararse “neutral”. Me extrañó la falta de solidaridad con el pueblo saharaui del embajador peruano en la ONU Augusto Thornberry, ante el IV Comité de Descolonización. Para mí la neutralidad consiste en que las dos embajadas, tanto la saharaui, como la marroquí, estén apostadas en Lima. Lo demás es bla, bla, blá…

-Y ¿a qué cree que se debe esta postura?

Simplemente al lobby marroquí y sus engaños.

-Pero el Perú debe cuidar las relaciones e inversiones marroquíes…

No hay un solo dólar de inversión marroquí en el Perú y las relaciones comerciales son insignificantes y todavía favorables a Marruecos. La embajada marroquí se encuentra en Lima solo para evitar que se instale la embajada saharaui. Y me extraña el vasallaje de algunos miembros de nuestra Cancillería, porque en otros países conviven ambas embajadas sin ningún problema como en México, Argelia, Sudáfrica, etc.

-En fin ¿cuál cree que es la solución para el pueblo saharaui?

Que se realice el referendo de autodeterminación y si Marruecos persiste en negarlo, que los Cascos Azules saquen a los marroquíes a la fuerza. En otro escenario, la guerra está muy cerca.

No hay comentarios: