miércoles, 16 de agosto de 2017

Cancillería, ¿quo vadis? Tags: VENEZUELA, TURQUÍA, ESTADOS UNIDOS, COREA DEL NORTE, MADURO, KUCZYNSKI, POPOLIZIO

Publicado en el diario LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 16 de agosto de 2017



Cancillería, ¿quo vadis?


Ricardo Sánchez Serra

Finalmente la Cancillería peruana cedió a las presiones para que se expulse al embajador venezolano, Diego Molero, hecho que ningún país ha seguido. 

También es cierto que el presidente Nicolás Maduro fue irrespetuoso con Pedro Pablo Kuczynski y envió una nota de protesta “que contiene términos inaceptables” y que la Cancillería devolvió sin que se publicite el texto. Le dio la excusa perfecta para la expulsión del diplomático venezolano. Pero tampoco hay que ocultar lo agresivo que fuimos con el gobierno de Caracas. Me asombra que Rusia y China apoyen a Maduro. Acaso ¿los gigantes del Consejo de Seguridad están equivocados?



Recuérdese, del mismo modo, que el Papa Francisco quiso mediar en el conflicto, pero no lo hizo porque la oposición no se ponía de acuerdo entre ella.

Los “ayayeros” hablan del liderazgo de la Cancillería peruana en el asunto de Venezuela. ¿De verdad Torre Tagle siente que lidera? Son 12 cancilleres que vinieron y no asistió Estados Unidos ni siquiera con su embajador, el Perú tuvo la posición más radical, que se morigeró en el documento final de la Declaración de Lima. Tales “ayayeros” -seguro que buscan un cargo en la Comisión Consultiva de RR.EE.-, no ayudan con sus gazapos, hay que decir la verdad.

En el lenguaje diplomático, ¿no se pudo buscar otro calificativo al usado: “absurdo”, para referirse al pedido de Maduro para una reunión presidencial? ¿No era mejor "improbable"?

Y ahora Estados Unidos que no descarta la opción militar. Bien que el Perú haya manifestado que “todo intento interno o externo para recurrir a la fuerza socava el objetivo de restaurar la gobernabilidad democrática en Venezuela”, así como el rechazo al uso no autorizado de la fuerza por el Consejo de Seguridad.

Si el Perú es así de duro con Venezuela ¿por qué no lo es con Turquía? El régimen de Erdogan es una dictadura, encarcelando a más de 100 mil personas que considera opositores, y cuyos poderes fueron aumentados mediante un referendo tramposo. Además, cerró cientos de medios de comunicación y botó a 9 mil periodistas. Hay más de 400 mil turcos buscando refugio y está secuestrando turcos en el exterior. ¿Por qué el Perú es indulgente en este caso? Porque ¿Turquía está muy lejos? ¿No hay seres humanos que sufren allí? ¿El régimen turco no es acaso una dictadura? Aquí el Perú no dijo ni pío.

Y el caso de Corea del Norte ¿basta con condenarla por sus ensayos balísticos? Es hora que el embajador peruano en ese país sea retirado.

Tampoco me parece un buen manejo diplomático el tema de la Embajada de Francia. Un personaje de altísimo nivel preguntó ¿en la Academia Diplomática no enseñan a solucionar conflictos, en vez de causarlos? La diplomacia presidencial solucionó el tema.

Le tengo gran estima al vicecanciller Néstor Popolizio, un funcionario experimentado y de indudable prestigio, pero tengo la impresión que dejan de lado sus consejos. ¿Quiénes son los halcones tuertos de Torre Tagle?

@sanchezserra

sábado, 12 de agosto de 2017

¡Gracias por el Doctorado Honoris Causa!

Muy agradecido a mis amigos que gestionaron y me recomendaron -sin yo saberlo- este reconocimiento: La universidad norteamericana LOGOS INTERNATIONAL UNIVERSITY INC. me otorgó el título de Doctor Honoris Causa en Educaciòn Derecho Internacional Humanitario














miércoles, 9 de agosto de 2017

Menem que se vaya al carajo

Publicado en el diario LA RAZÒN, de Lima-Perú, el 9 de agosto de 2017
http://larazon.pe/opinion/generales/menem-que-se-vaya-al-carajo-11253


Menem que se vaya al carajo


Ricardo Sánchez Serra

El expresidente argentino, Carlos Saúl Menem, no podrá presentarse como precandidato a senador en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del domingo 13 de agosto, porque la Cámara Nacional Electoral acaba de dictaminar que carece de idoneidad moral para aspirar al cargo.

Entre los juicios que posee el exmandatario de marras es por desviar la investigación en el peor atentado terrorista de la historia argentina a la AMIA y, asimismo, otros en los que ha sido condenado a varios años de prisión, por pagar sobresueldos a funcionarios y por contrabando de armas a Ecuador en plena guerra con Perú en 1995 y que por ello fuera condenado a siete años de prisión en el año 2013.



Para los peruanos este último delito fue una traición a la tradicional amistad peruano-argentina, cuyas heridas aún no terminan de cicatrizar. Luego de esa venta de armas las relaciones entre los dos países no fueron las mismas por más de quince años, debido a que sucesivos mandatarios argentinos no se les ocurría dar sus disculpas, hasta que algo ensayó Cristina Fernández de Kirchner en el año 2010, durante su visita al Perú.

Los peruanos quedaron muy dolidos porque consideraron que fue una puñalada a la espalda (más grave aún porque Argentina era garante del Protocolo de Río de Janeiro), luego que el Perú diera todo por ellos durante la Guerra de las Malvinas y por su habitual apoyo en las Naciones Unidas en esta cuestión. Cabe recordar que el gobierno constitucional de Fernando Belaunde envió Argentina una flotilla de aviones, pilotos y misiles, cuando nadie en el mundo vendía ni una bala a Buenos Aires.

Tengo claro que no fue Argentina o los argentinos quienes hicieron esa perfidia, sino el fenicio de Menem y unos cuantos funcionarios inmorales, quienes por su delictivo accionar degradaron las relaciones y clavaron una espina en el corazón de los peruanos y que muchos aún no se la pueden extraer. Es que lo emocional obnubila la razón.

Queda todavía que el Perú anule la condecoración de la Orden del Sol otorgada en el año 1994 a Menem y este la devuelva porque no la merece por traidor y rufián.

@sanchezserra




miércoles, 2 de agosto de 2017

El infierno turco y el Perú

Publicado en LA RAZÓN, de Lima-Perú, el 2 de agosto de 2017
http://larazon.pe/opinion/generales/el-infierno-turco-y-el-peru-10849

Web FEDERACION DE PERIODISTAS DEL PERÚ
http://fpp.org.pe/2017/08/02/cuidemos-a-los-ciudadanos-turcos-en-el-peru/

POSICION.PE
http://www.posicion.pe/2017/08/el-infierno-turco-y-el-peru/


El infierno turco y el Perú

Ricardo Sánchez Serra

Gracias a la Asociación Cultural Turca Bósforo tuve la oportunidad de disertar en la Feria Internacional del Libro de Lima sobre la situación en Turquía. Fue en el salón Ciro Alegría.

 

Gran parte de lo que ocurre en ese país lo he escrito en diversos artículos en LA RAZÓN, por lo que poco me queda por referir, aunque día a día aumenta la persecución a los opositores del dictador Recep Tayyip Erdoğan. Esta realidad pasa desapercibida porque la situación en Venezuela acapara los medios de comunicación.

El tema común son los ciudadanos que buscan refugio. En el caso de Turquía más de 400 mil personas han huido pidiendo refugio o asilo en otros países. Muchos en Europa, Estados Unidos y en el Perú.

Erdogan está destruyendo Turquía: desintegrado los lazos interétnicos e interreligiosos que existían.  Ha creado una histeria nacionalista. De las decenas de miles de detenidos, entre ellos periodistas, intelectuales, profesores, militares, hay cientos de mujeres con sus bebés que están en las cárceles. Es la mayor purga de la historia de Turquía.

Incluso han secuestrado a pacíficos profesores turcos en Malasia, el Movimiento Hizmet –que propugna educación con valores y principios, y diálogo interreligioso- fue declarado fuera de la ley. El ministerio de asuntos religiosos ordenó que embajadas e imanes hagan seguimientos a turcos en el exterior. Los países europeos rechazan extradición de turcos perseguidos por Erdogan.

Al Perú están llegando numerosas familias, a las que la embajada de Turquía les niega sus pasaportes o su revalidación. Las está convirtiendo en apátridas. Todas las personas que han venido son profesores, catedráticos e intelectuales en general.

¿Qué debe hacer la comunidad internacional ante el apocalipsis turco? En primer lugar, preocuparse prioritariamente por los refugiados que huyen de ese país. Asimismo, hacer un llamado al gobierno de Turquía para que respete los derechos humanos y el estado de derecho. Pedir que deje de perseguir a instituciones pacíficas como al Movimiento Hizmet o Gulen. Dar un plazo para que libere a las personas injustamente encarceladas. Y, dar un ultimátum para que Erdogan no apoye a las bandas de terroristas, como Isis o Al Qaeda.

@sanchezserra