miércoles, 8 de marzo de 2017

Caso Sodalicio: el Congreso no se dejó manipular

Publicado en PERUINFORMA.COM

http://peruinforma.com/opinion-2/caso-sodalicio-congreso-no-se-dejo-manipular-ricardo-sanchez-serra/


Caso Sodalicio: el Congreso no se dejó manipular


Ricardo Sánchez Serra

El Congreso decidió no formar una comisión investigadora sobre el caso Sodalicio. Aunque no le parezca a unos pocos y no sea popular mencionarlo: es una decisión sensata y razonada.

Aparte que no es una atribución del Legislativo propiamente dicha, detrás de la formación de esa comisión se pretendía atacar a la Iglesia católica en general y pulverizar al Sodalicio, sin tomar en cuenta que hay mucha gente buena que la integra.

El congresista Alberto de Belaunde –que se confesó homosexual- que dice creer hacerle un favor a la Iglesia con la formación de esa comisión y que cree que “los católicos son los primeros en querer que se sepa la verdad sobre este grupo en particular”, no habla con veracidad. Detrás de sus palabras hay un odio a la Iglesia porque se opone al mal llamado “matrimonio gay”, así que no le hace ningún favor.


Ese apoyo a las víctimas del Sodalicio era fariseo, lo que querían era levantar polvo para realizar una campaña contra la Iglesia, maltratar al cardenal Juan Luis Cipriani, desprestigiar a los miembros del Tribunal Eclesiástico, atacar a El Vaticano y al Papa Francisco y pretender que el Sodalicio desaparezca.

La Iglesia católica es el baluarte en la defensa de los valores y principios, y es el principal obstáculo para la agenda gay, que incluye la adopción de niños por homosexuales. Y la pretendían debilitar porque querían poner en entredicho el Concordato con El Vaticano. El cardenal Cipriani es la voz franca y  continua, y buscarían desgastarlo con sus idas y venidas al Congreso.

Además, ciertas víctimas esperaban que el Sodalicio desaparezca para repartirse sus bienes como si fuera un botín, y ello sin contar el frote de manos de los competidores de las empresas del Sodalicio, que como buitres esperaban su aniquilación.

Aquí no se trata que “el Congreso da la espalda a las víctimas” como pretenden presentarlo. El Superior General del Sodalicio, Alessandro Moroni, presentó el informe de los expertos internacionales sobre las víctimas y los abusadores, en un mea culpa sin parangón en la historia de la Iglesia. Las víctimas no están abandonadas, están siendo tratadas psicológicamente y reparadas económicamente.

Con respecto a los victimarios, se han dado a conocer sus nombres y presentado el informe a la Fiscalía. Y sobre Luis Fernando Figari, ya El Vaticano aplicó una sanción –que considero insignificante- de aislamiento y siempre estará a disposición de la justicia. Como señalé anteriormente, es posible que la Fiscalía, por presión mediática, reabra el caso. Y es ahí donde se debe buscar que los abusadores paguen sus delitos.

Lamentablemente los delitos por abuso sexual han prescrito, debido a que sucedió 20 o más años atrás. Las otras acusaciones como “asociación para delinquir”, es absurda; y secuestro mental, no está en nuestra legislación.

Bien ha hecho el Congreso de no dejarse manipular por intereses subalternos. Más publicidad se hace al tema de las víctimas, más daño se les hace y se convierte en más cómplice de los victimarios.

El Sodalicio debe continuar con su misión evangelizadora, porque, reitero, se ha separado la hierba mala del trigo; y lo integra muchas personas buenas y santas, que quieren seguir haciendo el bien.