miércoles, 18 de octubre de 2017

Terrorismo y publicidad

Publicado en el diario LA RAZÓN, el 18 de octubre de 2017

Terrorismo y publicidad


Ricardo Sánchez Serra

La prensa está enferma, la sociedad está pudriéndose. Esto es lo primero que pensé luego de ver la cobertura en vivo a la salida de la terrorista no arrepentida Martha Huatay y anteriormente la de Maritza Garrido Lecca. Es justamente lo que quieren estos malditos terroristas, más aún que ninguno de ellos ha mostrado arrepentimiento por sus acciones y ni han pedido perdón a los deudos.


La sociedad podrida ve las imágenes de esas insanas terroristas como heroínas que resistieron la cárcel, victimizadas por las “crueles” leyes, todavía suavizadas de cadena perpetua a 25 años de prisión, cosa que no debió ocurrir, además para ahorrarse el espectáculo que vemos hoy.

¿Volverán estos falsos ídolos al terrorismo? Es la pregunta que nos hacemos los ciudadanos que vivimos ese infierno en la década de los ´80 y ´90. Afortunadamente el ministro de Defensa, Jorge Nieto, señaló que estos criminales serán vigilados.

Y esta cobertura a terroristas tienen desgraciadamente más publicidad que las muertes de valientes militares y policías, en el VRAEM y otras partes del país.

Los medios televisivos, en su mayoría, imponen la cultura de sangre y violencia a los telespectadores y nadie pide que se les reprima, sino que se autocontrolen. Esto no es un “cowboyada”. Deben ser conscientes que los medios construyen sociedad, pero la competencia por el maldito rating destruye principios y valores.

En esta ola de brindar violencia a los televidentes son culpables la policía y fiscalía. La policía da sus claves a los medios de difusión, para quedar bien con ellos. “Hay un A5 en la Costa Verde”, que traduciendo sería “accidente con muerte” o un A8 en la calle tal de La Victoria (asesinato), esas comunicaciones las recibe la prensa y hasta se ha dado el caso que la prensa llega primero que la policía.

Los videos de sangre son dados por la policía o la fiscalía a la prensa por lo bajo. ¿No es una irresponsabilidad que hasta puede arruinar una investigación? Sobre esto el Ministerio del Interior y el Poder Judicial tienen la palabra.

No hay que inyectarle violencia y el morbo a la gente. Construyamos una sociedad pacífica, empezando desde la familia, la escuela y que contribuyan a ello los medios de comunicación. Que el rating no los ciegue. Las empresas para poner publicidad se fijan en el rating, pero no hay que olvidar que es el Estado el primer anunciante y el que debe poner las reglas.


@sanchezserra




miércoles, 11 de octubre de 2017

Encuesta del Poder: Percepción es realidad

Publicado en el diario LA RAZÓN, el 11 de octubre de 2017

Encuesta del Poder: Percepción es realidad


Ricardo Sánchez Serra

La XXXVII Encuesta del Poder trae resultados novedosos para la gobernabilidad, así como la percepción de los ciudadanos sobre los que tienen incidencia gravitante en todos los sectores de la sociedad.

Tradicionalmente el presidente de la República es la persona que tiene más poder. No hay quién le haga sombra, no hay un Rasputín. Y es Keiko Fujimori la que, por el poderío de su partido en el Parlamento, la que ocupa el segundo lugar.

Pero como en la película “Todos los hombres del presidente”, es más importante conocer los asesores del mandatario Pedro Pablo Kuczynski y quiénes influyen en él, así como a quiénes no debería escuchar. Viendo lo positivo es predecible que influyan en él la primera ministra y su antecesor y más aún su esposa Nancy Lange, guía de su hogar, voz y oído, además de tener un olfato que lo aleja de peligros y malos consejos.



Hay un gabinete que muestra ser más conciliador con el Congreso, esperemos dure esa actitud, y que sea recíproca, más aún que se acerca la presentación del gabinete y el voto de confianza en el Palacio Legislativo. No ayuda a la gobernabilidad la insistencia de una comisión congresal de interrogar a PPK y más con antecedentes de otras comisiones que no respetaron la investidura presidencial. Si el Congreso quiere seguir con el rumbo de las colisiones, se desprestigiará aún más.

La importante es, igualmente, qué personajes deben intervenir más en política en este Gobierno y que el presidente escuche más, destacan sin ambages, el ministro de Defensa Jorge Nieto, y el congresista Juan Sheput. Ambos personajes destacan por sus comentarios lógicos, serios, creíbles y ponderados.

Lo que me causó sorpresa es la respuesta a ¿Quiénes son los extranjeros con más poder para desestabilizar el Perú? Lideran Trump y Maduro. En esa misma línea, lo más lógico que más perjudicaría al país sería el norcoreano Kim Jong-un, que tiene en vilo la paz mundial. ¿Maduro? ¿Trump? Ni se me hubiera ocurrido.

Mario Vargas Llosa debe anotar que es uno de las personas más repudiadas por los peruanos. Sus odios han obnubilado su mente. Los encuestados ponen al escritor por encima de Odebrecht como personaje desestabilizador del Perú. Entonces, mejor que se quede por las Españas peleando contra el nacionalismo catalán.

Entre las organizaciones que desestabilizan a la nación se encuentra el narcotráfico, la minería ilegal y el crimen organizado, además de Sendero Luminoso. En ese sentido, se debe destacar la ofensiva del Gobierno en el VRAEM y en el Vizcatán, en donde la ausencia del Estado se agudizaba más.

Finalmente, no considero que el indulto a Alberto Fujimori beneficiará a su hijo Kenji y perjudicará a Keiko, el fin es superior: favorecerá la gobernabilidad del país.

PD: Felicitaciones a Aldo Mariategui y a Rosana Cueva por ser el analista político y la periodista televisiva más influyentes de la política peruana, respectivamente.


@sanchezserra


miércoles, 4 de octubre de 2017

¿Me leerá Gareca?




Publicado en LA RAZÓN, el 4 de octubre de 2017

¿Me leerá Gareca?


Ricardo Sánchez Serra

La fiebre del fútbol me fue contagiada y no puedo escabullirme del tema. Hay un triunfalismo que no se veía en nuestros compatriotas desde hace muchísimos años y no es para menos, debido a que el último mundial que asistimos fue el que organizó España en 1982. Y es tal que hasta dicen que Pedro Pablo Kuczynski declararía feriado el viernes 5 del presente si le ganamos al poderoso equipo argentino nada menos que en La Bombonera.

Argentina es Argentina, eso no hay que olvidarlo. El destacado comentarista gaucho Martín Liberman señala que el entrenador Ricardo Gareca formó un súper equipo, pero que no podrá ante el equipo argentino, el cual está conformado por varios jugadores mundialistas y de jerarquía.




Y tengo que confesar mi preocupación por varios factores, como por ejemplo, tradicionalmente el Perú se desarmaba si le encajaban un gol en los primeros minutos de iniciado el partido. Esto no ha sucedido en la “era” Gareca, pero que para no se repita las taras del pasado dependerá de la disposición táctica del técnico, así como la anímica del jugador, por la que también debe estar preparado para las agresiones asolapadas e incluso directas y la boquilla de los argentinos. no caer en la provocación ni dejarse tontamente expulsar. No olvidar que los dos equipos se juegan la vida.

El otro elemento preocupante es la performance del árbitro. Ante esta afirmación los argentinos podrán decir que la hace un peruano que está poniendo el parche. Pero no estamos hablando piedras, tenemos el derecho de desconfiar de algunos elementos de la FIFA que pueden presionar al dueño del pito, porque esa organización perdería millones de dólares si no va Buenos Aires al mundial. Perú no tiene los dirigentes de antes, como por ejemplo el recordado Teófilo Salinas, para evitar esos arreglos.

Pero pase lo que pase, sí fue un acierto la contratación de Gareca por la actual dirigencia, que se dice fue por la recomendación de Juan Carlos Oblitas.

Algunos expresan que lo chicos cumplieron y que les es suficiente que Perú juegue bien. No basta ese conformismo. Gareca está haciendo que esos jóvenes héroes puedan llevar a Perú por fin a un mundial. Pero depende exclusivamente de ellos y que tomen conciencia que no solo ellos se revalorizan, sino que están representando a todos los peruanos, que les han otorgado su confianza y apoyado el cambio generacional.


@sanchezserra